domingo, 29 de diciembre de 2013

CDI-100: Spellbound, Torn Curtain, The Philadelphia Story, Charade

Varias reseñas en menos de cien palabras (CDI-100): otros cuatro clásicos de esos que tanto nos gustan...

SPELLBOUND (Recuerda) 
Año: 1945.
Dirección: Alfred Hitchcock.
Intérpretes: Gregory Peck, Ingrid Bergman.
Crítica
Con una notable música, guión ágil y bastante buen ritmo, esta obra de Hitchcock tiene un innegable aroma a suspense e intriga clásicos. 
Por criticar y sacar punta, que para eso estamos, en ocasiones peca de poco creíble en cuanto a la enfermedad tratada, en cómo se manifiesta y sobre todo en los plazos tan cortos que se manejan para su resolución. No obstante, esto es cine, y el tiempo es el que es, agradeciendo además la no extensión de forma superflua.
Como siempre el blanco y negro le proporciona una atmósfera sin igual, acompañándose además de una notable fotografía
Nota:  7,0 sobre 10.

TORN CURTAIN 
(Cortina Rasgada)
Año: 1966.
Dirección: Alfred Hitchcock.
Intérpretes: Paul Newman, Julie Andrews.
Crítica
Una obra menor del director británico, la cual parece que se ha contagiado del frío nórdico (al igual la interpretación de un gélido Paul Newman como protagonista, al que nadie le ve enfundado en el rol de eminencia de la física nuclear), pues carece de ritmo y alma. No le vamos a restar méritos, dado que resulta entretenida e interesante, pero muy lejos de los grandes clásicos de Hitchcock, por lo que parece que sabe a poco.
La resolución deja mucho que desear y es más propia de un telefilme sobre la resistencia francesa en plena II Guerra Mundial.
Nota:  5,0 sobre 10.

THE PHILADELPHIA STORY (Historias de Filadelfia)
Año: 1940.
Dirección: George Cukor.
Intérpretes:  Cary Grant, James Stewart, Katherine Hepburn.
Crítica
¡Qué grande y qué bonito es el cine! Son las primeras palabras que nuestro pobre razonamiento logra conjugar para formar una oración, tras el visionado de este irrepetible clásico. Lo tiene todo; guión, interpretaciones, comedia, chispa, ritmo, alegría, ironía, mordiente, simpatía, contenido emocional, belleza, ternura, fantasía, luz... Simplemente una historia sensacional, brillantemente ejecutada por el trío de gigantes de la pantalla. Es una de esas ocasiones en las que dar un notable alto/sobresaliente no nos cuesta, porque seguro que nos quedamos cortos.
Nota: 8,5 sobre 10.

CHARADE (Charada) 
Año: 1963.
Dirección: Stanley Donen.
Intérpretes: Cary Grant, Audrey Hepburn, Walter Matthau,  George Kennedy, James Coburn.
Crítica
Lo que puede considerarse un homenaje al maestro Hitchcock (con Henry Mancini componiendo la banda sonora y un cartel que tanto recuerda a Vertigo), aunque en clave de "comedia de espías", la película sirvió para explotar brillantemente la química entre sus dos protagonistas, Cary Grant y Audrey Hepburn. Una comedia clásica plena de ritmo y sorpresas, que hacen que el espectador se encuentre atento a los acontecimientos desde el primer fotograma y hasta el último, donde, una vez más, podremos esbozar más de una amplia sonrisa.
Nota:  7,5 sobre 10.

lunes, 23 de diciembre de 2013

The Secret Life of Walter Mitty (La Vida Secreta de Walter Mitty)

Año: 2013.

Dirección: Ben Stiller.

Intérpretes: Ben Stiller, Kristen Wiig, Sean Penn, Adam Scott.

Sinopsis
Remake de la película homónima de Norman Z. Mc Leod (año 1947) y basada en el breve relato de James Thurber.

Walter Mitty (personaje interpretado por Ben Stiller) es el director del departamento de negativos de la revista LIFE. Es una persona muy introvertida que desde joven se vio obligado a trabajar, tras la muerte de su padre. Para evadirse de su monótona vida, Walter deja volar su imaginación y sueña con grandes aventuras y con las increíbles experiencias que escasean (son nulas) en su vida. Todo cambiará cuando conoce a Cheryl (personaje interpretado por Kristen Wiig), una compañera de trabajo, quien le anima a lanzarse a la aventura de su vida: localizar al fotógrafo de referencia de la revista (a quien interpreta Sean Penn) en busca del negativo que se convertirá en la portada del último ejemplar de la revista en formato impreso. Un maravilloso viaje que le lleva en busca de una fotografía en la que se ha conseguido captar la quintaesencia de la revista y todo su sentido.

Crítica
La buena selección musical y las bellas imágenes nos hacen recordar, que en la vida jamás debes dejar de soñar... Éstas fueron las primeras palabras que nos vinieron a la mente tras abandonar la sala, las cuales queremos compartir con todos vosotros, nuestro fieles y sufridores lectores.

Gracias a nuestros amigos de SENSACINE, la pasada semana nos pudimos acercar al pre-estreno de esta cinta dirigida y protagonizada por Ben Stiller. Desde aquí, como siempre, le queremos dar las gracias a nuestros amigos por invitarnos, una vez más, a esta proyección.

Sin conocer gran cosa sobre el relato en el que se basa, ni tampoco sobre la cinta de 1947, la cual nunca hemos llegado a visionar, nos hemos acercado a esta película sin expectativa alguna y sin esperar gran cosa, inducidos sobre todo por el conocimiento de quién es el motor del proyecto: Ben Stiller. Ese rey de la comedia absurda, casi siempre sobreactuada y sobre-explotada, que tan poco nos agrada y nos entusiasma. Con esos pensamientos poco halagüeños hemos entrado al cine. ¿Y al salir? Pues que quieren que les digamos; es una de esas pequeñas agradables sorpresas que nos dejan buen regusto y nos hacen salir de la sala con una sonrisa en el rostro. Completamente reconfortados con esta mini-dosis de felicidad amable y sencilla.

La historia es un pequeño alegato de optimismo y felicidad, llevada a la gran pantalla en forma de conmovedora  comedia (o al menos eso se pretende), en la que la mezcla de realidad y sueños se confunden, y a veces casi no se logran distinguir. Con toda sinceridad, no es ninguna joya, ni tampoco algo que destacar entre el panorama cinematográfico actual (ni entre el pasado o futuro), pero hemos de darle el mérito que tiene. Se trata de una fácil fábula con entusiastas gotitas que dosifican alegría, para lo cual se apoyan en unas espectaculares imágenes (destacable fotografía) de los parajes naturales en los que se desarrolla parte del viaje de Walter Mitty y en una magnífica selección musical. En esta banda sonora aplaudimos el acierto en la elección de los temas de Arcade Fire y David Bowie, que enmarcan muy bien dos momentos claves del film.

Reconocemos que esa sonrisa que se "nos caía" a la salida, se debe, en buena medida, a nuestras propias ganas de sonreír y a las nulas esperanzas sobre la calidad del producto que a priori teníamos (ya lo hemos comentado). Aspectos ambos que han contribuido de forma notable a ese feliz poso que nos ha dejado esta ligera comedia; para nada exagerada y/o absurda, tan propias de Ben Stiller y que tan poco nos gustan.

Eso sí, tampoco se confundan. No es algo memorable que recordar, pero su misión la cumplió con creces, así que el aprobado se lo tenemos que dar, sin duda alguna. ¿Para el cine? Puede; a nuestro ignorante entender, las vistas lo merecen. ¿Para casa? Si cae en sus manos, no duden en darle una oportunidad. Y en alta definición, mucho mejor.

Nota general: 6,0 sobre 10.

Tráiler


sábado, 21 de diciembre de 2013

CDI-100: Rear Window, Vertigo, Rope

Varias reseñas en menos de cien palabras (CDI-100): unas pinceladas del tándem Hitchcock-Stewart...

REAR WINDOW 
(La Ventana Indiscreta) 
Año: 1954.
Dirección: Alfred Hitchcock.
Intérpretes: James Stewart, Grace Kelly.
Crítica
Estamos ante una de las mejores películas que hayamos visto en nuestras innumerables sesiones de cine y junto a Psycho, quizá las mejores películas de Alfred Hitchcock. Sin duda todo un clásico, encumbrado ya a la categoría de obra maestra. Un muy buen guión dirigido con precisión milimétrica y muy bien interpretado por James Stewart (quien siempre afirmó que fue su colaboración preferida con Hitchcock) y Grace Kelly.
Es ésta una de esas ventanas a las que todo cinéfilo que se precie ha de haberse asomado en alguna ocasión, si miedo a ser indiscreto.
Nota:  9,0 sobre 10.

VERTIGO
Año: 1958.
Dirección: Alfred Hitchcock.
Intérpretes: James Stewart, Kim Novak.
Crítica
Ya desde que uno se enfrenta al cartel promocional de la cinta, parece que queda atrapado en ella; tanto más intensa es la sensación tras los créditos iniciales. Posiblemente sea una de las obras más densas de Hitchcock, a la que se le haya tratado de otorgar demasiadas reflexiones filosóficas sobre el amor e incluso sobre el sexo, pero nadie puede dudar que estamos ante la obra maestra del suspense. Te atrapa y de forma hipnótica, cuáles escaleras que aparecen al final de la cinta, no te deja salir. Te mantiene con todos tus sentidos expectantes y ansiosos de seguir recibiendo estímulos.
Nota:  8,5 sobre 10.

ROPE (La Soga)
Año: 1948.
Dirección: Alfred Hitchcock.
Intérpretes:  James Stewart, John Dall, Farley Granger, Cedric Hardwicke.
Crítica
Profunda reflexión sobre la condición humana y la condición de super-hombre, abordada aquí desde la perspectiva del asesinato, dando rienda suelta a las "ansias" del individuo por hacer lo que desea, creyéndose estar en posesión de la verdad y en lo acertado de sus decisiones.
Es un proyecto ambicioso en su planteamiento, pero ejecutado con excesiva rapidez, como si le faltasen elementos. Lo frío y calculador , es frío y calculador, pero también lo emocional.
Como episodio de "Hitchcock Presenta" tendría mucho sentido, como película se queda corta, pese a las buenas intenciones y lo pretencioso del argumento.
Nota:  6,5 sobre 10.

martes, 17 de diciembre de 2013

Lore

Año: 2012.

Dirección: Cate Shortland.

Intérpretes: Saskia Rosendahl, Mika Seidel, Nele Trebs, Kai-Peter Malina, André Frid, Ursina Lardi, Nick Holaschke,  Hans-Jochen Wagner.

Sinopsis
Basada en la novela de Rachel Seiffert, "The Dark Room".

Película ambientada a finales de la II Guerra Mundial (año 1945), en el marco de una Alemania invadida por los ejércitos aliados y dividida en cuatro partes, cada una de las cuáles bajo el mando de un país aliado distinto.

La familia de Lore (personaje interpretado por Saskia Rosendahl) ha de huir de la ciudad y refugiarse en una casita de campo, huyendo de las represalias del vencedor. Su padre, un alto oficial del ejército alemán, no podrá acompañarlas y pronto su madre ha de entregarse a las autoridades aliadas. Entonces, Lore, junto con sus cuatro hermanos, parte un largo camino hasta las playas del mar del Norte, donde espera encontrar la casa de su abuela y poner a salvo así a sus hermanos.

Crítica
Gracias a nuestros amigos de CINEMANÍA, la semana pasada pudimos asistir al pre-estreno de LORE, así que desde aquí se lo agradecemos.

Estamos ante una especie de road-movie (pero a pie) que trata de acercarnos al inquietante panorama en el que estuvo inmersa Alemania tras ser vencida en la II Guerra Mundial, siendo invadida por el ejército aliado. Nos aproxima de una forma inquietante a la compleja escena que allí tuvo lugar; una país que idolatraba a su líder (ahora caído) y que se creía vencedor, ahora vencido, ocupado y dividido en fragmentos bajo mando soviético, americano, francés y británico. Una desconcertante mirada a la situación de la población local y a sus sentimientos de abandono, vergüenza, incredulidad, sorpresa, desamparo, impotencia, etc., dentro del que otrora era su hogar y ahora se ha convertido en algo extraño. Todo ello observado desde los ojos de una joven adolescente que ha sido forjada en una doctrina que ve ahora cómo se desmorona y que comienza a cuestionarse.

Rodada en un ritmo medio-bajo (el cual reconocemos que puede ser plomizo para el espectador; a nosotros por momentos nos costó) y dando más poder a lo visual que a la palabra, por momentos parece que se le quiere rendir tributo al cine de Terrence Mallick, e incluso ahondar en lo sentimental de una realidad desgarradora, a lo Lars von Trier. Es ahí, cuando la cinta pierde frescura y pureza, quedando, a nuestro juicio, "manchada" por unas imágenes muy explícitas y muy ensangrentadas, las cuales se podrían haber omitido, puesto que la dureza y el fantasmal infierno se palpan, sin necesidad alguna de someter al espectador a tal castigo.

Hay que reconocer que ese ritmo y esa escasez de diálogo le confiere tintes poéticos al film, pero a la vez puede aburrir, generando cierta sensación de eterno camino; muy similar a lo que recientemente hemos visto en La Jaula de Oro, de Quemada-Diez. Poseídas ambas por el poder de lo visual que se antepone a la palabra, si bien en ésta todo se hace más explícito y se deja mucho menos a la intuición/interpretación del espectador.

El misterio del viaje que envuelve a toda la cinta no sólo se refiere a los aspectos físicos del camino, a los inconvenientes/peligros que implica o a la incertidumbre del desenlace. Lo más misterioso es el desangelado camino que ha de recorrer la protagonista: despojándose o no de las ideas en las que ha sido formada. Una protagonista que ha de hacer ese viaje sola desde la ternura y la inocencia de una joven adolescente, pero no tan joven como para no entender todo lo que está viendo y no darse cuenta de la realidad de los hechos y de las atrocidades cometidas por el ejército alemán, cuestionándose todo aquello en lo que ha sido educada. Y lo ha de hacer sola, en una posición intermedia entre la infancia inconsciente de sus hermanos y la ruda e interesada experiencia de los adultos con los que se encuentra en el camino. Un tránsito duro y que la despoja de toda identidad, quedando en un limbo que todavía no comprende, pero que al final la lleva a revelarse contra su formación, su educación y los convencionalismos y formas, los cuáles se ha dado cuenta que no importan cuando la gente muere, pasa hambre y se cometen atrocidades. Ese final, del que no desvelaremos nada, está lleno de gestos, matices e imágenes que vislumbran el cambio; el personaje ha madurado a través de un camino lleno de espinas, partiendo además de lo que parecía un campo de rosas suaves y felizmente alegres.

Es una exposición de lo traumático de este tipo de transiciones tras conflicto armado, observado con la mirada de una niña que ha de madurar de golpe y sometida a la dureza de las circunstancias; hechos, momentos e imágenes para las cuales ya es lo suficientemente adulta como para no poder olvidar jamás.

Por último, y ya saben nuestros lectores que es un aspecto en el que siempre nos fijamos, resaltaremos la banda sonora original, que si bien peca de efectista (muy efectista) es un perfecto acompañamiento para esta original y fantasmal aproximación a la Alemania post II Guerra Mundial, dejando de lado todo lo sabido del conflicto, tan recreado millones de veces en el cine. Sin duda, es ésta una aproximación mucho más íntima y pocas veces abordada; y más desde el lado del alemán vencido.

Nota general: 6,0 sobre 10.

Tráiler

viernes, 13 de diciembre de 2013

The Counselor (El Consejero)

Año: 2013.

Dirección: Ridley Scott.

Intérpretes: Michael Fassbender, Javier Bardem, Brad Pitt, Cameron Díaz, Penélope Cruz.

Sinopsis
Este guión del famoso y particular novelista Cormac McCarthy (The Road, No Country For Old Men) nos cuenta la historia de un respetado abogado (personaje interpretado por Michael Fassbender) que decide involucrarse en el mundo ilegal del tráfico de estupefacientes de la mano de los personajes de Javier Bardem y Brad Pitt.

Lo que en principio parece un negocio seguro, sin riesgos y que les reportará jugosos beneficios, comienza a torcerse por una serie de acontecimientos inesperados, los cuales cambiarán sus vidas y la de sus personas más allegadas.

Crítica
Ridley Scott, Cormac McCarthy, Javier Bardem, Michael Fassbender, Brad Pitt, Cameron Diaz y Penélope Cruz forman un conjunto de nombres más que atractivo para que un gran número de espectadores se acerquen a las salas de proyección a echar un vistazo y ver qué tipo de producto han conformado. Pues bien, eso es lo único bueno que podemos decir de la cinta y ya ven que no nos estamos refiriendo propiamente a la cinta. Pocas veces nos hemos dado una "hostia" de esta magnitud a la hora del ir al cine. La película no nos ha sido atractiva en ningún momento. No hemos congeniado nunca con ella; ya desde la escena erótica inicial, a la cual no acabamos de encontrarle sentido. No nos cuesta reconocer que por momentos ni siquiera hemos llegado a entender lo que estábamos viendo. Además, nos ha sido muy difícil de seguir; no dudamos que por nuestra incompetencia. Un completo "chasco".

A priori, y para nuestro justo entendimiento, ya nos parecía un poco difícil de conjugar el tándem McCarthy y Scott. Si bien ambos dos por separado han contribuido a la historia reciente del cine (al igual que lo han hecho el póker de actores aquí presente) su presencia en el mismo plato nos resultaba extraña. Exótica y con cierto atractivo, sí; pero extraña. Director y guionista parecen dos polos opuestos, y en este caso lo han sido. La orgía filosófica de McCarthy no ha sido bien escenificada por la mano y el ojo de Scott; como agua y aceite, que por mucho que uno trate de mezclarlos, inmiscibles seguirán siendo.

Como se estarán dando cuenta, las sensaciones que arrastramos tras su visionado no son nada agradables. A lo ya comentado, añadimos que algunos personajes son excesivamente extravagantes sin justificación alguna; otros están mal expuestos/presentados sin explicarnos el porqué de sus actos o qué les motiva a realizar lo que hacen, lo que no te aproxima a los mismos, ni consigues entenderlos; otros son meros floreros prescindibles (y con escenas de relleno) y cuyo final, sin saber muy bien porqué, conoces de antemano. Pocos detalles y poco material con el que el quinteto titular de actores tiene que lidiar, enfundados en sus trajes de feria y perdiéndose en la complejidad de una palabrería sobre-explotada.

Se podría decir que es una película que está a medio construir, dejando demasiados cabos al viento, lo que la convierte en un producto vacío, simple, sin alma (rayando lo absurdo); tanto, que parece haber sido edulcorada con un sinfín de diálogos extensos y excesivamente dilatados. Éstos, por momentos nos parecen memorables y por momentos nos aburren soberanamente. A muchos de ellos no acabas de encontrarles justificación ni lugar dentro de la cinta (más que simple patraña filosófica que pretende rellenar y dar la consistencia que el resto no consigue). En ese sentido, piensas que la cinta se trata más para lo sensorial (sobre todo vista -trajes de feria- y oído -ricos diálogos-) que para el raciocinio y el entendimiento. Al menos en nuestro caso, no hemos acabado de entenderla.

Conclusión: paupérrima; completa decepción, salvo en lo técnico, ¡qué menos!

Consejo de pobre e ignorante "consejero": pasen de ella.

Nota general: 2,0 sobre 10.

Tráiler

miércoles, 11 de diciembre de 2013

CDI-100: Notorious, To Catch a Thief, North by Northwest

Varias reseñas en menos de cien palabras (CDI-100): aquellas grandes obras del maestro protagonizadas por el "Grant" Cary

NOTORIOUS 
(Encadenados)
Año: 1946.
Dirección:  Alfred Hitchcok.
Intérpretes:  C. Grant, I. Bergman, C. Rains.
Crítica
Gran pareja protagonista, en todos los sentidos; guapos, elegantes, buenos actores, química entre ellos, etc. Además están muy bien acompañados por un notable Claude Rains en esta obra maestra del suspense. Sin duda una de las más notables del maestro Hitchcock. El blanco y negro le otorga la atmósfera gris necesaria para trasladarnos a aquellos años tras la II Guerra Mundial, donde el espionaje adquiría las fórmulas más insospechadas. 
Brillante película con el metraje justo, lo que siempre agradecemos desde este espacio. E insistimos, ¡qué bien le queda el blanco y negro!
Nota:  8,0 sobre 10.


TO CATCH A THIEF 
(Atrapa a un ladrón)
Año: 1955.
Dirección: Alfred Hitchcok.
Intérpretes: Cary Grant, Grace Kelly.
Crítica
Comedia romántica con marco de intriga y aroma a robos y ladrones de guante blanco, en la que Cary Grant y Grace Kelly forman esa pareja inolvidable. Qué envidia nos das Cary; esa rubia no estaba al alcance de muchos...
Con ciertos altibajos en la trama y algún elemento superfluo,  no la situaríamos en el mismo escalón que las obras maestras de Hitchcock, si bien la excelente fotografía, la notable pareja protagonista y una breve y buena historia, dan forma a una "chispeante" película que entretiene y te hace añorar tiempos mejores. 
Nota:  6,5 sobre 10.


NORTH BY NORTHWEST
(Con la Muerte en los Talones)
Año: 1959.
Dirección: Alfred Hitchcock.
Intérpretes: C. Grant, E. M. Saint, J. Mason.
Crítica
Desde este espacio la encumbramos a una de las cinco mejores obras del genio británico del suspense. Sinceramente creemos que lo tiene todo; historia, ritmo, fotografía, papeles protagonistas excepcionales, secundarios brillantes, música,... proporcionando así una buena dosis de diversión y dejándonos algunas imágenes para la posteridad, lo que la convierte en un inolvidable clásico.
En ocasiones poco creíble, pero las aventuras "del agente" Kaplan suponen un divertimento magnífico y atemporal. Gustó, gusta y seguirá gustando, por muchos años que transcurran.
Nota:  8,5 sobre 10.


Y por cierto, ¿alguien sabe si hubo alguna colaboración más entre Hitchcock y Grant? En caso afirmativo, ¿a qué película/s nos referimos? Bueno, ahí les dejamos la pregunta, seguro que conocen la respuesta.

martes, 10 de diciembre de 2013

CDI-100: Lo Imposible, The Heist, Office Space, Un Plan Parfait

Varias reseñas en menos de cien palabras (CDI-100)

LO IMPOSIBLE
Año: 2012.
Dirección:  J.A. Bayona.
Intérpretes:  N. Watts, E. McGregor.
Crítica
Almacenada hace tiempo en la filmoteca, por fin nos decidimos a su visionado. Responde totalmente a lo esperado: bien ejecutada y notable en lo técnico, pero sin llegar a trasmitir, y cuando lo hace, cae en la "sensiblería barata e infame". Da la sensación de un conjunto de historias que navegan por separado, partiendo la cinta en diversas partes que al confluir no terminan por concretarse en el tsunami emocional pretendido, aún a pesar de caer en manidos recursos en su búsqueda, como puede ser machacón uso de la música. Eso sí, se agradece su brevedad.
Nota:   4,0 sobre 10.

THE HEIST (El Atraco)
Año: 2009.
Dirección: Peter Hewitt.
Intérpretes: M. Freeman, C. Walken, W. H. Macy, M. G. Harden.
Crítica
Triste comedia y triste relato sobre robos y atracos, a muchos miles de millas de ser una película digna de ser mencionada. Discurre en la línea de esos relatos tipo "Space Cowboys" en la que una serie de señores "entraditos" en años se enfrentan a un reto, como consecuencia de la pasión que tienen por su profesión, por sus gustos o, como aquí ocurre, por lo que llevan custodiando y admirando durante toda su vida. Apenas podemos destacar algo relevante, por lo que sin más, pasamos a no recomendársela. Prescindible.
Nota:  1,0 sobre 10.

OFFICE SPACE
(Trabajo Basura)
Año: 1999.
Dirección: Mike Judge.
Intérpretes: Ron Livingston, Stephen Root, Gary Cole, Jennifer Aniston.
Crítica
Cinta que trata de convertirse en una brillante sátira del mundo laboral, pero que apenas profundiza, resultando ser casi ridícula por su blandura y superficialidad. Por momentos parece resurgir y abrirte ciertas puertas por las que volver a entrar en la historia, pero pronto te das cuenta de que no te conducen a ningunas estancia más confortable o con más contenido.
Bastante floja y a olvidar por la mayoría del público; al menos por el firmante de esta breve reseña en menos de cien palabras.
Nota:  2,0 sobre 10.

UN PLAN PARFAIT
(Llévame a la luna)
Año: 2012.
Dirección: Pascal Chaumeil.
Intérpretes: D. Kruger, D. Boon.
Crítica
Después de Los Seductores, Chaumeil nos trae esta previsible comedia para explotar el lado cómico (e inesperado) de Diane Kruger. A su lado un cansino de Dany Boon que desde su primera aparición da ganas de levantarse de la butaca (en este caso sofá) y dejar de prestar atención a una película sin chispa, que aunque arranque alguna fácil carcajada (leve), se pierde en el terreno mundano de la comedia romántica payasa, sin contenido y complemente previsible. La Kruger, radiante. Tampoco se duda en explotar su físico. Un reclamo es un reclamo.
Nota:  2,0 sobre 10.

domingo, 8 de diciembre de 2013

La Jaula de Oro

Año: 2013.

Dirección: Diego Quemada-Diez.

Intérpretes: Brandon López, Rodolfo Domínguez, Karen Martínez, Carlos Chajón.

Sinopsis
Historia de un grupo de jóvenes de Centro y Sudamérica que emprenden el viaje que realizan miles de emigrantes tratando de llegar a la "tierra prometida", en busca de hacer realidad su propio sueño americano.

Muchos son los que emprenden el difícil camino a Estados Unidos, pero muy pocos llegan, muy pocos lo consiguen. El camino está lleno de peligros y el desenlace es completamente desconocido e incierto. En esas circunstancias puede aflorar lo mejor y lo peor de cada una de las personas.

Crítica
Durante el transcurso de la semana pasada y gracias a la invitación de nuestros amigos de GOLEM y MÁRGENES, a los que desde aquí les agradecemos enormemente y les enviamos un fuerte abrazo, desde CDI nos pudimos acercar al pre-estreno de LA JAULA DE ORO, la brillante obra de Diego Quemada-Díez. Película que viene de ser expuesta en un gran número de festivales internacionales y de recibir importantes premios, acumulando por el camino palabras de elogio y bastantes buenas críticas.

En esta ocasión pudimos contar con el propio director durante la proyección, tras la cual disfrutamos de un pequeño coloquio con él, conducido por el conocido crítico Jordi Costa. En esta charla pudimos entrar en los entresijos de la cinta, sobre todo en la importante labor de documentación realizada por el director durante varios años, entrevistándose con miles de emigrantes que emprendían ese viaje hacia el Norte (así lo llamaba también mi bisabuela, al referirse a su padre que emigró desde España a California). Personas de Honduras, Guatemala, El Salvador, Méjico, etc., que hacen miles de kilómetros en busca de suelo estadounidense; en busca de esas oportunidades que en sus países no tienen, pero que no siempre podrán encontrar en su destino, al cual, muchos de ellos ni siquiera llegan, por el innumerable sinfín de peligros y perversidades a las que el camino está sujeto. En ese trayecto en lo alto de "la bestia" ferroviaria habrá cabida a solidaridad y compañerismo, pero también al robo, al asesinato, al chantaje, al secuestro, a la violación, etc.

Puro cine social y puro cine denuncia (no hay más que pensar en su título) que trata un tema candente, no sólo en Estados Unidos con los inmigrantes que tratan de alcanzar sus fronteras y para lo cual el ejecutivo "yankee" no duda en militarizar las fronteras y construir kilómetros y kilómetros de muros de hormigón y alambradas en sus límites con Méjico para evitarlo, sino también en Europa, donde los países mediterráneos como España, Portugal, Francia e Italia son el destino de millones de emigrantes africanos que buscan ese mismo futuro que los que lo hacen desde Sur y Centroamérica. Un gran problema cuyas soluciones sólo parecen ir encaminadas al cierre de fronteras y a la creación de barreras, militarizadas incluso, sin tratar de solucionar las causas del mismo, que radican en las desigualdades cada vez mayores generadas (que estamos generando) entre el hemisferio norte y el sur, provocando que las personas se lo jueguen todo, su propia vida, por alcanzar esa supuesta tierra prometida donde disfrutar de oportunidades y huir de la miseria y las dificultades de los barrios marginales e inmensamente pobres. Pero como la cinta bien nos muestra, ¿cuántos llegan? ¿cuántos se quedan por el camino? ¿qué rodea todo ese viaje? ¿cuántos intereses y cuántos negocios se creen aprovechándose de esas personas desesperadas? ¿mafias y extorsionadores? Y todo ese sufrimiento por parte de los emigrantes, ¿para qué? ¿acaso la mayoría alcanza esas oportunidades o existen realmente esas oportunidades?  Sin duda, interrogantes que nos mueven a la reflexión.

En la cinematográfico, el film huye de todo contenido explícito en cuanto a la dureza, la violencia o la agresividad. Se muestra sin mostrar. Se plantea y se intuye, dejando que sea el espectador quien se imagine y reflexione sobre la misma. En ese sentido y desde este espacio, nos parece un maravilloso acierto. No se quiere hacer una película violenta y tampoco un drama sentimentaloide, por lo que trata de huir de la lágrima fácil y de recursos simplones que busquen removernos vilmente. Ahí está sobresaliente; se muestra, se dice y se hace lo justo para que todos podamos darnos cuenta y reflexionar sobre la magnitud y las consecuencias de cada uno de los episodios que acontecen, pero sin necesidad de abrumarnos con ellos o de "herirnos". Es también aquí donde puede resultar "difícil" y no apta para todos los públicos, dado que requiere de un esfuerzo por parte del espectador, requiere de voluntad y de visión crítica, así que para aquellos que busquen entretenimiento y diversión por sí misma, sin necesidad de requerirle un esfuerzo reflexivo ni de concienciación sobre las dimensiones del drama que están observando, puede no resultar una buena elección. El público que vaya a verla debe saber lo que va a ver, el esfuerzo que le va suponer y la denuncia crítica que van a contemplar.

En esa línea de darle más importancia a las imágenes y a la propia reflexión del espectador, la cinta apenas tiene diálogos y se deja llevar simplemente por la imagen, por la luz natural y por el propio transcurrir del viaje. Ese trayecto medio (inicial-medio) se nos hace lento y extremadamente pausado. Se quiere ser muy descriptivo con cada uno de los riesgos a los que el viaje "castiga" a los emigrantes y esas primeras etapas se hacen lentas y nos preguntamos si era necesario tal cúmulo de sucesos y a ese ritmo. No obstante, hacia su tramo final se resuelve con rapidez, ligereza y la dureza necesaria de toda denuncia que lo pretenda ser; sin darle ninguna concesión al espectador, ni la más mínima alegría que le haga sentirse reconfortado en su butaca. Para ello ni siquiera se duda en la desaparición de personajes, sin saber qué pasa con ellos (perdón por el spolier!). Y así debe ser. Es dura. Dura como la vida misma. Dura como la vida de esos emigrantes y para hacerles honor y en justicia con la realidad. No se le puede dar ninguna concesión al espectador. Debe hacérsele partícipe del sufrimiento sin lugar a posible alivio, para que sea consciente, reflexione y se cuestione la magnitud del drama que entre todos estamos generando. Debe ser un dardo a su conciencia y para ello no ha lugar a ninguna concesión que desvirtuaría la denuncia y lo amargo de la realidad (a la que todos estamos contribuyendo, aunque sea en un mínimo porcentaje).

Siempre nos queda la duda sobre la posible demagogia implícita de alguna de estas denuncias casi en formato documental. Siempre nos queda la duda de cuán fácil es decir y hacer ciertas cosas desde cómodas posiciones (la nuestra la primera; lo sabemos y nos corroe). Y eso en parte es una crítica y en parte una reflexión; y en primer lugar, y para que no haya dudas, hacia NOSOTROS MISMOS.

Como último apunte decir que aunque se pretenda que la cámara no interfiera en la actitud de los personajes, como si se intentase rodar la realidad en sí misma, tal y como es, para lo que no duda en recurrirse a actores no profesionales y a múltiples escenas con los propios emigrantes, como todo ejercicio "científico" y así nos lo enseñaron cuando en esto empezábamos, la mera presencia del observador y del analista ya supone una cambio en la realidad. Ésta no puede ser estudiada sin ser modificada, aunque sea levemente. La sola presencia y el ánimo de la observación científica ya introducen una distorsión de la realidad. La altera, aunque no se quiera. Eso también hay que tenerlo claro.

A veces lenta, a veces difícil de seguir. No para el público que busca simple entretenimiento (una de las funciones del cine, sin duda). Requiere de la reflexión, de la atención a los detalles, de visión crítica. Sea como fuera y parezca lo que les parezca, denuncia necesaria a todas luces, por mucho que le queramos enturbiar con gotitas de fácil demagogia, a nuestro ignorante criterio.

Ejercicio preciso y notable, Diego! Eso sí, de ritmo muy pausado y a veces cansino.

Nota general: 6,5 sobre 10.

Tráiler

miércoles, 4 de diciembre de 2013

Desechos

Año: 2010.

Dirección: David Marqués.

Intérpretes: Fernando Tejero, Adrià Collado, Eric Francés, Guillermo Toledo, Fele Martínez, José Luis García Perez, Antonia San Juan.

Sinopsis
Dos compañeros de piso, Kiko y Marcelo (personajes interpretados por Eric Francés y Adriá Collado, respectivamente), en situación económica paupérrima y con pocas expectativas laborales en el corto plazo, deciden re-alquilar una de las habitaciones del piso compartido en el que viven. No obstante, el piso sólo dispone de dos habitaciones, por lo que la solución será acomodar uno de los armarios como habitación. Tras un desfile de posibles inquilinos que se niegan a alquilar tal habitáculo, llega Soto (personaje interpretado por Fernando Tejero), a quien le parece perfecto. Éste dice ser un actor cuya carrera no acaba de despegar y mientras tanto parece tener la solución a los problemas económicos del trío.

Crítica
Hace ya unos días y por invitación de ATRESMEDIA, CDI se pudo acercar a MADRID PREMIERE WEEK y disfrutar de la proyección de la comedia de David Marqués, con asistencia del propio director y de parte del elenco de actores que la protagonizan.

Por su estética inicial parece que estamos ante una comedia gamberra muy del estilo Guy Ritchie y así nos lo sugiere tanto el cartel de la cinta, como los créditos iniciales de la misma. Potentes y apoyándose en la intensidad de las primeras imágenes y en la música empleada. Después, conforme avanzamos, ese pseudo-gamberrismo se desvanece por completo, dejando al descubierto esta reunión ibicenca de amigos que se han juntado para pasar un rato de alocada y "fumada" diversión, haciéndole el coro a un Fernando Tejero entregado al papel de mafiosillo de barrio (muy de barrio). Se da forma así a una comedia que busca la risa fácil, rozando el absurdo en repetidas ocasiones, en la que cuesta creer que existan individuos como alguno de los personajes retratados, aunque por haberlos, seguro que los hay. Cosas más raras se han visto.

Estamos ante una comedia de bajo presupuesto (o casi nulo) que entendemos responde a un ejercicio de evasión, placer y decente docencia por parte de sus creadores y ejecutores, los cuales seguro que se lo han pasado muy bien mientras la filmaban al ritmo de elixires y placeres propios de la isla en la que se rodó. Muy bien hecho, coño!!

Reconocemos que desde mitad de viaje se nos empezó a atragantar y comenzamos a marcar distancia con la película; en ocasiones reiterativa, en ocasiones absurda, en ocasiones poblada de tristes "deja vu". Todo ello no ayuda, desde luego, y pese a las fáciles carcajadas que se le escapaban a las "locas" sentadas a nuestra espalda y el continuo diálogo facilón, superfluo y de desparrame que tenía la pareja sentada a nuestra derecha, ya no se nos podía rescatar. Un gran páramo se había formado entre nosotros y la cinta, y apenas encontrábamos elementos que nos estimulasen para emprender la posible marcha que permitiese acercarnos de nueva a ella.

A tramos tiene gracejo y por momentos te roba una risa. Pero esos ratos son poco. Esos árboles no pueblan el pobre bosque.

Nota general: 2,5 sobre 10.

Tráiler

martes, 3 de diciembre de 2013

CDI-100: La Migliore Offerta, Hypnotisören, The Purge, Act of Valour

Varias reseñas en menos de cien palabras (CDI-100)

LA MIGLIORE OFFERTA 
(La Mejor Oferta)
Año: 2013.
Dirección: Giuseppe Tornatore.
Intérpretes: G. Rush, J. Sturgess, S. Hoeks, D. Sutherland.
Crítica
Director, protagonista masculino y compositor de su BSO. Esos eran los reclamos que nos acercaban a esta cinta de la que pocas referencias próximas teníamos. Y qué buen rato nos ha hecho pasar. Tornatore ha vuelto a mostrarnos su talento dando forma a este delicado relato de un thriller narrado desde la proximidad, la intimidad y la cercanía de un personaje protagonista brillantemente interpretado por un Geoffrey Rush; tan notable/sobresaliente como casi siempre. Qué grata nos ha sido. De lo mejor que hemos visto últimamente.
Nota: 7,5 sobre 10.
HYPNOTISÖREN 
(El Hipnotista)
Año: 2012.
Dirección: Lasse Hallström.
Intérpretes: Tobias Zilliacus, Mikael Persbrandt, Lena Olin.
Crítica
Hallström lleva al cine este potente relato de intriga, generando una película de calidad y muy acertada, que tiene como pilar fundamental la atmósfera de turbidez que todo lo envuelve.
Ciertas lagunas en el guión, que no acaba de aclarar algún aspecto, y un tramo final desdibujado y algo sorprendente, por incomprensible, son las máculas que ensombrecen este buen thriller; hubiese sido mucho más de lo que es, si se hubiese ejecutado mejor en su desenlace.
Nota:   5,0 sobre 10.

THE PURGE (La Purga)
Año: 2013.
Dirección: James DeMonaco.
Intérpretes:  Ethan Hawke, Lena Headey, Max Burkholder, Adelaide Kane.
Crítica
Curiosa cinta que nos transporta a un futuro "idílico" en el que la sociedad americana se encuentra libre de violencia, en parte por el establecimiento de "La Purga"; durante una noche del año, se permite a la población que dé rienda suelta a cualquier conducta violenta y cometa los delitos que quiera. Idea con posibilidades, que si bien apunta, y aunque en este caso se dispare mucho, no acaba de plasmarse en un producto meritorio. Netamente mejorable y tras su visionado, ni intriga, ni suspense, ni terror, ni pánico, ni interpretaciones a resaltar, ni crítica a la doble moralidad. Nada.
Nota:  2,5 sobre 10.

ACT OF VALOUR 
(Acto de Valor)
Año: 2012.
Dirección: Mike McCoy, Scott Waugh.
Intérpretes: R. Sanchez, T. Gibbs, E. Rivera, J. Cottle, N. Serrano, A. Veadov, A. Marshall, G. Menendez.
Crítica
Un mero ejercicio propagandístico de las fuerzas armadas estadounidenses, sin mucho criterio y sin mucho sentido. Fuera del ámbito geográfico de su país de origen será completamente incomprendida e incluso aborrecida, pero tampoco tenemos tan claro que dentro de las fronteras de los USA, alguien se pueda sentir próximo a la cinta y a su excesivo tufo patriota. Una exaltación de las barras y las estrellas que no aporta nada y ni siquiera sirve como entretenimiento. Suspenso sin lugar a dudas.
Nota: 1,5 sobre 10.

viernes, 29 de noviembre de 2013

Delivery Man (¡Menudo Fenómeno!)

Año: 2013.

Dirección: Ken Scott.

Intérpretes: Vince Vaughn, Cobie Smulders, Chris Pratt.

Sinopsis
Comedia protagonizada por Vince Vaughn quien vida a David, un repartidor de carne en la empresa familiar que descubre ser el padre biológico de más de quinientos hijos, debido a sucesivas donaciones de esperma realizadas tiempo atrás y empleadas abusivamente por la clínica en las que las realizó.

Crítica
Gracias a nuestros amigos de SENSACINE, a los que desde aquí mandamos un fuerte abrazo, CDI pudo acercarse al pre-estreno de la última comedia protagoniza por Vince Vaughn, a ver si conseguía distraernos, aunque fuese levemente, y hacernos pasar una noche agradable.

Estamos ante un tipo de cine del que no somos nada seguidores, dado que solemos aborrecer las comedias ligeras, absurdas y tan vacías y planas como todo apuntaba que fuese a ser ésta. No obstante, hemos de reconocer que una ligera sorpresa nos hemos llevado y podemos decir que "se deja ver". Pese a lo previsible, lo artificial y lo excepcionalmente raro del caso, la cinta se ve fácilmente y pasa rápido, sin generar muchas emociones, pero tampoco habíamos generado muchas expectativas al respecto. Y como ya hemos hablado algunas veces, las expectativas, en ocasiones te allanan el camino para que haya películas que te defrauden y, en otras, te abren la puerta a pequeñas, medianas y grandes sorpresas. En este caso, y ante lo nulo de las expectativas, livianas, pero amables, sensaciones se han despertado; insistimos, para nuestra sorpresa. Por consiguiente, damos por acertada la noche de cine.

Sobre la película propiamente dicha, no crean ustedes que van a encontrar grandes dosis de calidad en nada, pero tampoco la van a repudiar completamente. Su mayor virtud es que es fácil, liviana y moderadamente reconfortante, y eso ya es un mínimo éxito. Por contra, no esperen nada de la plausible y reiterada inexpresividad de Vince Vaughn, o de lo previsible de la historia, la cual avanza por unos derroteros tanta veces vistos en el cine y que siempre tienen el mismo final todo color de rosa. Puestos a pedir poco y a conformarse, tampoco era preciso que no fuese así, siendo el tipo de producto que es; de consumo rápido y sencillo.

Concluimos esta rápida reseña diciéndoles que para el cine es demasiado, pero para una tarde-noche en casa, en busca de entretenimiento inofensivo y sin necesidad de dedicarle muchos recursos, puede valer. Ni terrible, ni absurda. Ahora bien, de ahí a aprobarla....

Nota general: 3,0 sobre 10.

Tráiler

martes, 26 de noviembre de 2013

CDI-100: Madagascar 3 - Europe's Most Wanted, Las Aventuras de Tadeo Jones, Planet 51, Despicable Me 2

Varias reseñas en menos de cien palabras (CDI-100): un poco de animación...


MADAGASCAR 3,
EUROPE'S MOST WANTED - De Marcha por Europa
Año: 2012.
Dirección:  E. Darnell, C. Vernon, T. McGrath.
Crítica
Aquí estamos de vuelta con nuestros amigos Rico, Kowalski y Soldado, a las órdenes de Skipper; ese grupo de pingüinos que irrumpió en la primera y que han ganado peso en la saga, entrega tras entrega, como no podía ser de otro modo. Aglutinan gran parte de las simpatías. Y contagiada por ellos, la cinta resulta ser una fiesta de la animación, vivaz y rápida, convirtiéndola en una grata y alegre sorpresa. No desmerece a las anteriores y nos saca unas cuantas sonrisas. Gracias.
Nota:  6,5 sobre 10.


LAS AVENTURAS DE TADEO JONES
Año: 2012.
Dirección: Enrique Gato.
Crítica
Buen producto de la animación española pero a nuestro juicio encumbrada por la crítica  y los premios, posiblemente movidos por las ganas de que el esfuerzo realizado funcionase y de alabar el cuidado producto nacional; sector en el que siempre ha habido grandes profesionales en nuestro país, pero no siempre apoyados por las productoras. Bravo por ésta y su mérito le damos por lo bien que le fue en taquilla, aunque a este pequeño espacio no nos acaba de convencer. Demasiados lugares comunes, referencias y estereotipos que no han ayudado a identificarnos con ella.
Nota: 3,5 sobre 10.


PLANET 51 
Año: 2009.
Dirección: Jorge Blanco, Javier Abad, Marcos Martínez.
Crítica
Cinta en el fondo de la filmoteca a la que nos enfrentamos por tercera vez, deduciéndose ya que no pueden ser un buen síntoma y algo hay en la historia que no acaba de calarnos. 
Alabamos lo "fino" de la producción y lo notable de la animación, muy por encima de la historia propuesta, lo que demuestra el buen hacer de los profesionales de la animación y el "dibu", a los que nos sentimos muy cercanos. Siguiendo por este camino lograremos finalmente aunar gran animación con grandes historias que sirvan para ponerlas en marcha. Buen intento, pero insuficiente.
Nota:  3,0 sobre 10.

DESPICABLE ME 2 (GRU 2)
Año: 2013.
Dirección: Pierre Coffin, Chris Renaud.
Crítica
Reconocemos que la primera de las entregas no acabó de gustarnos, pero en esta ocasión nos hemos visto más recompensados tras su visionado.
Un buen entretenimiento que en ocasiones peca de demasiado infantil, por lo que al público adulto se le puede atragantar. No obstante, merece la pena darle noventa minutos en una sobremesa de fin de semana; se pasará rápido y divertido.
Mucha más presencia de las criaturitas amarillas llamadas "minions", haciendo las delicias de los más pequeños de la casa... bueno, y también de alguno no tan pequeño, jaja. El aprobado lo merece, pero tampoco mucho más.
Nota:  5,0 sobre 10.

viernes, 22 de noviembre de 2013

Séptimo

Año: 2013.

Dirección: Patxi Amezcua.

Intérpretes: Ricardo Darín, Belén Rueda.

Sinopsis
Lo que en principio es un inocente juego en el portal de casa entre un padre y sus hijos, se convierte en una auténtica pesadilla.

Sebastián (personaje interpretado por Ricardo Darín) acude al domicilio de su ex-pareja, Delia (personaje interpretado por Belén Rueda), para acercar a sus hijos al colegio, como cada mañana. Mientras él baja por el ascensor, los niños lo hacen por las escaleras. Para su sorpresa, cuando llega a la planta baja, los niños no sólo no han llegado; no lo hacen durante un buen rato. Algo les ha pasado. Ahí comenzará una angustiosa búsqueda, tanto de los niños como de la verdad de lo acontecido.

Crítica
Una vez más el cine nos da cobijo y escondite, alejándonos así de nuestros quehaceres diarios y que tan "hasta arriba" nos traen últimamente. A esta visita a nuestro diván de tranquilidad y sosiego contribuye que dos grandes plataformas de proyección cinematográfica decidieron bajar precios durante esta semana (en España) y permitirnos adentrarnos en las salas de cine por sólo tres euros con cincuenta céntimos por entrada. Aun así, seguro que ganaron dinero, y desde luego que las salas presentaban un mejor aspecto que en semanas anteriores. Seguimos envueltos en las mismas reflexiones que ya les trasmitimos tiempo atrás, durante la semana del cine, sobre precios y afluencia a las salas.

Bueno, dejemos la paja y al grano. Séptimo es la película elegida.

Se trata de una cinta de falsa intriga y engañoso suspense. Un desdibujado trazo de algo que aspiraba a ser un thriller angustioso, inquietante y frenético, materializándose en ese ensayo de incipiente primera versión de borrador que grita deseoso para que le pasen por encima la pulidora y la abrillantadora. Una pena que no se hiciese previamente.

El film da comienzo con una primera parte que genera, aunque sea con cuentagotas, cierta ansiedad y angustia, la cual se apodera de nosotros, en buena parte gracias al vivaz ritmo con el que se dota al film. Además, en ese punto los acordes sonoros y musicales acompañan, cosa que trágicamente después roza lo esperpéntico. Es en este tramo donde la historia logra calar y consigue que el espectador se aproxime al sufrimiento de ese padre encarnado por Ricardo Darín, el cual, notable en formas y gestos, consigue transmitir ciertas dosis de inquietud al tener que enfrentarse a la pérdida inexplicable de sus hijos y asumir la posibilidad de que han sido secuestrados.

Ese primer tramo de escaleras consigue mantenerte alerta. No obstante, según vamos avanzando, cual sobresaliente cuesta abajo, entre el séptimo y el bajo, algo más que los niños se pierde. Esos indicios de buenas sensaciones duran muy poco y según avanzamos, la película se va diluyendo y ensombreciendo por el camino, más aun cuando trata de justificarse y resolverse ella misma, despejando pobremente el dilema planteado, tanto en formas como en fondo.

Para rematar el infructuoso ejercicio, el desenlace se anticipa de forma temprana y mediante una torpe ejecución demasiado plausible, convirtiéndose en previsible. Es así, a pesar de los múltiples y deliberados engaños a los que el guión nos quiere someter; evidentemente sin conseguirlo. Trata de desviar nuestra atención hacia otras historias que puedan justificar la problemática principal, si bien sólo consigue emborronarlo todo por completo, a la vez que difumina y elimina  las insinuaciones  iniciales. Entonces, se nos hace doblemente engañosa; por lo que promete y no cumple, y por tratar de engañarnos dejando esas falsas miguitas de pan. Son muchas sub-tramas accesorias o breves historias paralelas que tratan de que el espectador desvié su atención hacia posibles culpables y posibles desenlaces. Sin embargo, parecen haber conseguido el efecto contrario, apuntando aun más en la misma dirección. Falta maestría para haberlo hecho bien. Si algo de implicación sentimental podría haber, comienza a diluirse tras ese primer tercio y se pierde por completo con ese desenlace.

Lo mejor, la interpretación de Ricardo Darín. Este hombre siempre aporta un buen trabajo. Además, agradecemos que la película sea corta y no se nos dilate el castigo. Tampoco había para mucho más. Ya se sabe: "de donde no hay...".

Nota general: 3,0 sobre 10.

Tráiler

miércoles, 20 de noviembre de 2013

CDI-100: To The Wonder, All Good Things, Pacific Rim, The Internship

Varias reseñas en menos de cien palabras (CDI-100): Mallick en su salsa, un relato de dureza, una "pirada" de Del Toro y el clásico producto facilón hollywoodiense


TO THE WONDER
Año: 2012.
Dirección: Terrence Mallick.
Intérpretes: Ben Affleck, Olga Kurylenko, Rachel McAdams, Javier Bardem.
Crítica
Última obra hasta la fecha del idolatrado y detestado casi a la par, Terrence Mallick, después de aquel The Tree of Life, que tanta polémica y/o admiración supuso. El estilo Mallick es más que reconocible, dando más poder a la calidad de las imágenes y a los silencios, que al propio diálogo. Se completa una sucesión de bellas y cuidadas imágenes que apenas consiguen transmitir emoción alguna, sobre una historia que se hace difícil de seguir por momentos. Decepcionante incluso para los más fieles del director.
Nota: 2,5 sobre 10.
ALL GOOD THINGS (Todas las Cosas Buenas)
Año: 2010.
Dirección: Andrew Jarecki.
Intérpretes: Ryan Gosling, Kirsten Dunst, Frank Langella.
Crítica
Basada en una historia real y con total desconocimiento por nuestra parte, se ha convertido en una gran sorpresa por su violencia silenciosa y casi invisible; una violencia no explícita que la hace tremendamente dura y que desde luego sobrecoge el corazón. Podemos asegurar que nos perturbó y nos "tocó" bastante. 
Es un thriller muy correcto y profundo.
Cada uno en lo suyo, buenas interpretaciones de ambos protagonistas, que aprueban con nota.
Nota:  6,0 sobre 10.

PACIFIC RIM
Año: 2013.
Dirección: Guillermo del Toro.
Intérpretes:  Charlie Hunnam, Idris Elba, Rinko Kikuchi, Charlie Day, Ron Perlman, Santiago Segura.
Crítica
Ejercicio de "gustazo propio" que se da el director mejicano, reuniendo a unos cuantos amigos para pasárselo bien y dar rienda suelta a sus delirios de imaginación. Como dice un buen amigo de CDI "es como si a cualquiera de nosotros le dan un montón de pasta para juntarse con unos amigos y hacer una película sobre lo que le gusta y le mola, independientemente del sentido que tenga o del interés que pueda suscitar". Gracias "Rahulk" por esta sabia opinión que nos hemos apropiado. A pesar de eso, en su género y sabiendo a lo que vas, pues la verdad es que te hace pasar el rato.
Nota:  4,0 sobre 10.
THE INTERNSHIP
(Los Becarios)
Año: 2013.
Dirección: Shawn Levy.
Intérpretes: Vince Vaughn, Owen Wilson, Rose Byrne.
Crítica
Típica comedia chorra a la que tanto nos tienen acostumbrados los estudios hollywoodienses y que siguen funcionando entre un determinado público, bastante amplio suponemos, si se siguen haciendo con tanta asiduidad. Y que quieren que les digamos, pues nada del otro mundo, pero no le podemos negar sus dosis de simpatía.
Su mayor aporte consiste en mostrarnos al gigante informático Google por dentro y algunas de las particularidades que tiene.
Pareja protagonista efectiva y complementaria, cual Zipi y Zape.
Nota: 2,0 sobre 10.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...