miércoles, 29 de diciembre de 2010

Knight and Day (Noche y Día)

Año: 2010.

Dirección: James Mangold.

Intérpretes: Tom Cruise, Cameron Díaz, Peter Sarsgaard, Paul Dano, Jordi Mollá, Maggie Grace, Marc Blucas, Viola Davis, Celia Weston, Dale Dye.

Sinopsis
Roy (personaje interpretado por Tom Cruise) es un agente secreto americano que trata de defender a un joven investigador que ha sido capaz de desarrollar una nueva forma de energía, limpia, barata, almacenable y compacto (quién la pillase!). En su camino se cruza el personaje de Cameron Díaz, justo antes de coger un vuelo en el aeropuerto de Wichita. A partir de ahí surge entre ellos una relación de necesidad y amor, mientras la acción fluye a su alrededor y no se sabe muy bien quiénes son los malos ni quiénes los buenos,  quién se vende y quién no al mejor postor y quién es un  agente corrupto y quién no (bueno en este punto he de reconocer que le estoy dando cierta dosis de misterio e intriga que la película no tiene).

Crítica
Película del género de "acción desproporcionada" y del subgénero de "acción -comedia romanticona", con todo lo que ello conlleva, generalmente de malo. Se aprecia también lo que en estos casos se hace bastante bien; dos figuras del cine de Hollywood que garantizan el taquillazo (he dicho figuras de Hollywood y no figuras de la interpretación y esto ha sido completamente deliberado), buenos efectos especiales, grandes coreografías en las escenas de persecución, explosiones, grandes y variadas localizaciones (con algunos errores, como tampoco podían faltar), ciertas dosis de chispa y gracejo..., en fin, todos los elementos de una superproducción de este calado. Lo bueno de estos casos, es que no pueden defraudar y las expectativas se suelen cumplir. Y ya conocéis mis problemas con las expectativas.
El director James Mangold se aleja de anteriores cintas que desde la Ignorancia hemos visionado como Copland, Inocencia Interrumpida, Kate&Leopold, El Tren de la 3.10 y En la Cuerda Floja. Pues bien no podemos decir otra cosa: "estamos ante uno de sus peores productos".
Pero vayamos por partes, que hay mucho en el conjunto y poco bueno que contar, como suelen decir mis amantes ocasionales en los momentos de alcoba (ocasionales por escasas y porque nunca repiten, claro está) . Y empezaremos en esta ocasión por los actores. Encabezan el cartel Tom Cruise y Cameron Diaz, que ya  coincidieron anteriormente en títulos como Vanilla Sky. Como ya he dicho antes, para nosotros grandes nombres pero pobres actores. Tom Cruise empieza a verse en exceso como el Ethan Hunt de Misión Imposible -MI- (es sus múltiples entregas) y eso ya nos cansa. De la señorita Diaz nunca hemos tenido un gran concepto como actriz y a lo único que damos  algo de mérito es al hecho de ser un buen cuadro para algunos salones. Aparece por ahí nuestro españolito Jordi Mollá del que tampoco somos fans y bueno, ¿qué decir? Pues que suponemos que para una o dos buenas cenas le habrá dado el salario, pero para crecer como actor seguro que no,..., sus incursiones en Hollywood, son realmente dignas de revisión y para "hacérselas mirar". Por último Peter  Sarsgaard, un actor de correctas formas, que aquí pasa desapercibido dado que su misión era la de florero, y siempre le dará algo de caché para crecer en el mundillo, digo yo.
El guión no tiene ni pies ni cabeza, y la historia no existe; vacía y predecible. Pero como digo tampoco la requería el producto simplón, ramplón, falto de contenido y lleno de flores que se pretendía construir. Además, como no podía faltar, una vez más cuando el señor Tom Cruise visita España, se presenta esa manía por mezclar el aceite del oliva con el Albariño (muy rico por cierto), y que yo sepa ni tienen que ver y además son inmiscibles. Si en MI les dio por mezclar la Semana Santa con las fallas, bueno a veces coinciden en el tiempo, ahora les da por hacer una visita a Sevilla y celebrarse los sanfermines. Incluso se tararea el "uno de enero, dos de febrero,...". Y ese Jordi Mollá diciendo "hoy dan comienzo los sanfermines". Será que es gracioso o que como ese Camacho de Cieza entrena a Osasuna y ese Caparrós de Utrera al Athletic, España es  única e indivisible y se ha conseguido extender las fiestas nacionales a todo el territorio patrio (joder, esta frase la podría haber firmado Paquito el de El Ferrol,..., dejémosle descansar que es lo mejor que hizo en su vida). Para la entrega XXII de MI, están barajando unas escenas en la Ciudad de las Artes y la Ciencias de  Bilbao, en las que se degustarán ensaimadas con mojo picón y se dará la bienvenida con la muñeira de Móstoles.
Y pasemos a la acción, que era de lo que se trataba. Esta cinta podría pasar por una entrega más de MI, y como tal, las escenas de acción, las persecuciones, las explosiones y los efectos especiales están cuidados y muy bien ejecutados desde el aspecto técnico y por los actores y dobles.
Los diálogos y las dosis de comedia son muy pobres y lejos de poderse catalogar como loables. Si hay cierta química (más bien inorgánica que orgánica)  entre Cruise y Díaz, la falta de guión la mata.
Es un ejercicio de entretenimiento palomitero que internet nos ofrece (señora Sinde no se enfade que estamos en Navidad y nunca mejor dicho, es TIEMPO DE COMPARTIR), sin posibilidad de elegir mucho más. Y entiéndanme, no es excusa, lo sé, es la simple verdad.

Nota general: 2,5 sobre 10.

Trailer

Leer critica Noche y día en Muchocine.net

lunes, 27 de diciembre de 2010

The Karate Kid

Año: 2010.

Dirección: Harald Zwart.

Intérpretes: Jaden Smith, Jackie Chan, Taraji P. Henson, Wenwen Han, Rongguang Yu, Zhensu Wu, Zhiheng Wang, Jared Minns, Luke Carberry, Cameron Hillman.

Sinopsis
Revisión y adaptación del éxito homónimo de los años noventa. En este caso, el adolescente Daniel se convierte en un chico, Dre (personaje interpretado por Jaden Smith, hijo de Will Smith, principal impulsor del proyecto), de unos doce años de edad, que se traslada a China junto con su madre, por motivos laborables. Al igual que en la versión original, el chico se ve atraído por una joven de su edad y es apalizado por otros jóvenes locales, doctos en artes marciales. Dre encontrará en el encargado de mantenimiento de su edificio, el señor Han, a su maestro de kung-fu; en este caso Jackie Chan, reemplaza a Pat Morita y su emblemática interpretación de señor Miyagi.

Crítica
Vamos a empezar por lo primero, como debe ser. Y lo primero que tenemos que decir, y que posiblemente condicione todo lo posterior, es que los "remakes" no nos gustan, en general. En algunas ocasiones se hacen buenos trabajos y el resultado final es entretenido, si bien, cuando el original nos  evoca buenos momentos, el remake no hace más que amargar y dejar un regusto desagradable. Pues bien, estamos ante uno de esos casos, sin desmerecer la cinta y el esfuerzo realizado, pero pierde lo genuino de aquel Daniel San de 1994.
Poco nos aporta de nuevo. Entre las pocas cosas: la ambientación, la edad del protagonista y la originalidad del golpe ganador del final.
En esta ocasión la historia la protagoniza en un niño de doce años, interpretado por el hijo de Will Smith (papá ha puesto el dinero necesario para el lucimiento y lanzamiento de su hijo, que ya le acompañase en En Busca de la Felicidad). Y se ambienta en China, debido a las necesidades laborales de la madre y ante la ausencia de una figura paterna,(ausencia ya presente en la primera versión). Otros elementos que se repiten son la chica de la que se enamora, los violentos que le maltratan y a los que se tiene que enfrentar, el encuentro casual con un maestro de artes marciales de formas nobles, pausadas e inteligentes, un torneo de  kung-fu de por medio y una escena final con un golpe espectacular, si bien en este caso no tendremos la oportunidad de revivir la famosa "grulla".
Por empezar a criticar, comenzaremos con la edad del protagonista. En este caso en vez de tener a un adolescente, tenemos a un niño de doce años, débil y enquencle, como en la primera versión, pero niño al fin y al cabo. Esto nos genera ciertos problemas de credibilidad y comprensión, destacando la historia de amor con la niña y sorprendiendo bastante las aptitudes físicas de un niño de esa complexión, frente a los niños orientales, aparentemente mayores y con mucho más porte. Otro aspecto "amargo" al respecto de la edad del protagonista, es la facilidad con la que se dan mamporros a diestro y siniestro. Mucho más violenta y explícita que la versión de 1994 y se hace algo duro de ver, el contemplar a niños de doce años darse esas zurras.
Para los que conocen la anterior prácticamente nada sorprende e incluso el transcurrir del torneo final es exactamente igual, sin querer desvelar ningún detalle más.
Lo más destacable es el descubrimiento de un Jackie Chan libre de sus habituales clichés y ofreciendo una interpretación seria, pausada y dramática. No nos cuesta decir que mucho mejor de lo que esperábamos, una sorpresa, grata sorpresa. Se vislumbra también cierta afinidad con Jaden Smith que se ha plasmado muy bien en la pantalla.
Revisada historia, guión e interpretaciones, poco más a destacar ni para bien ni para mal, sólo nos detendríamos en comentar la presencia aquí de James Horner (habitual generador de BSO y refritos similares, frecuente en el cine de James Cameron) con una música nada reseñable, pero con un par de cortes serios e inteligentes.
No podemos decir que no se trate de una cinta correcta y algo entretenida, que respeta correctamente el producto original, pero eso no es suficiente y si no es suficiente, no puede aprobar. Nos atrevemos a decir que prescindible e injustificable, pero bueno esa opinión se la dejo para ustedes, más sabios y más inteligentes que el que balbucea términos inconexos en estas líneas.
Recomendable para el público infantil, y quizá aún más en estas fechas navideñas.
Aprovechamos el momento para, por si fuese el último, desde la Ignorancia felicitarles las fiestas y pedirles perdón por nuestra incompetencia y falta de criterio. Esperando no haber ofendido ni frustrado a nadie en estos meses, un servidor, les desea Felices Fiestas y que el 2011 les traiga lo mejor y si puede ser, buen y gran cine.
Adiós.

Nota general: 3,0 sobre 10.

Trailer

Leer critica The karate kid (2010) en Muchocine.net

viernes, 24 de diciembre de 2010

The Sorcerer's Apprentice (El aprendiz de brujo)

Año: 2010.

Dirección: Jon Turteltaub.

Intérpretes: Nicolas Cage, Jay Baruchel, Alfred Molina, Monica Bellucci, Teresa Palmer.

Sinopsis
Historia de magos y brujos, de buenos  y malos, con origen en tiempos del gran mago Merlin y que se traslada hasta nuestros días. En ella Balthazar Blake (personaje interpretado por Nicolas Cage) busca al primer heredero de Merlin, el primer "merliniano", que pueda acabar con la malvada hechicera Morgana. Tras años de búsqueda parece haber encontrado a ese mago en un niño llamado Dave Stutler (personaje interpretado por Jay Baruchel). Diez años más tarde de ese primer encuentro, Balthazar y Dave deberán luchar contra el malvado Maxim Horvath (personaje interpretado por Alfred Molina), para evitar el regreso de Morgana y sus discípulos, los cuales sembrarán el terror en el mundo y al cual querrán someter.

Crítica
La sobremesa me pide un película sencilla de digerir, vistosa, de efectos especiales,..., que requiera poca atención por mi parte (reconozco que no le puede dedicar mucha) y que me ayude a hacer la digestión de la mini-ensalada que me acabo de comer, a la espera de ese gran festín que puede ser la cena de hoy. Decido entonces ver El Aprendiz de Brujo, por aquello de la magia y de los momentos navideños  en los que estamos inmersos y aprovechando que ya que "la ley Sinde" no se  ha aprobado todavía y algún buen samaritano a hecho llegar una copia del film a mi ordenador. No me pregunten cómo, porque si soy un ignorante para casi todo, para esto de la informática sí que no he nacido.
Desde la Ignorancia ya nos habíamos enfrentado a anteriores productos del director Jon Turtetaub, La búsqueda, si bien en aquellas ocasiones  las cintas mostraban una componente de entretenimiento que en este caso brilla por su ausencia. Se nos presenta un espectáculo (y en esto exagero) de luces y efectos que no logra enmascaran la falta de contenido, de discurso y de historia.
Se acumulan juegos de luces y destellos de color que bien poco consiguen y como digo, ni siquiera llegan a asombrar o conquistar. Estamos ante un proyecto mediocre que para más "inri" logra destrozar aquel gran momento del clásico de Disney cuando el joven Mickey, como aprendiz de mago, pone a las escobas y fregonas a trabajar,..., ¿por qué habéis cometido este pecado imperdonable? Me habéis roto toda la magia y me habéis partido el corazón. Menos mal que lo tengo grande y otras cosas y personas me lo van reponiendo en las dosis que lo necesito.
Como leí hace tiempo en una crítica (siento el plagio, pero reconozco que lo es) su mejor truco de magia es que consigue que nos olvidemos de ella justo después de levantarnos del sofá. Pero bueno, era previsible y su misión la ha cumplido; hacer la digestión mientras degustaba un buen café y daba vueltas a los últimos días de mi vida, sobre los cuáles decido yo cómo son, y sin duda, son buenos. Espero que para ustedes también lo sean, medítenlo y seguro que llegan a esa misma conclusión. Es tiempo de ser positivo.
Sobre los elementos accesorios a la historia principal, sólo podemos decir que son flojos, inútiles y prácticamente eliminables, como esas dos historias de amor y romance con menos contenido que un tubo de vacío.
De las interpretaciones de sus protagonistas tampoco podemos decir demasiado (tengo la sensación de que repito mucho esta misma frase en multitud de películas, cuestión de ignorancia y de falta de recursos, sin duda). Nicolas Cage no es santo de nuestra devoción y para no romper la costumbre, no nos gusta tampoco en esta ocasión (recuerden que en Kick Ass, hasta llegamos a decir que no estaba mal). En cambio Alfred Molina siempre nos parece apropiado, muy apropiado. En esta ocasión no hay lugar a mucho lucimiento interpretativo, pero siempre es de agradecer su presencia, que aquí, por criticar, nos recuerda mucho a sus otros papeles de villano, como en una de las entregas de Spiderman. Jay Baruchel, aporta las mínimas gotas de humor y espontaneidad. Y digo bien, mínimas, a lo que sumo un "pobres". La aparición de Mónica Bellucci, casi no da tiempo a saborearla,..., una pena.
Como habrán apreciado casi no he comentado nada del film y me he dedicado a divagar,..., bueno ni la cinta tenía contenido para otra cosa, y un servidor,..., pues ya se sabe: "a solfas vacías, misteriosas y sin contenido no me gana nadie,..., lo siento".

Nota general: 2,5 sobre 10.

Trailer

Leer critica Aprendiz de brujo en Muchocine.net

martes, 21 de diciembre de 2010

Océans (Océanos)

Año: 2009.

Dirección: Jacques Perrin, Jacques Cluzaud.

Sinopsis
Esta gran propuesta documental de Jacques Perrin y Jacques Cluzaud nos acerca al maravilloso y desconocido mundo submarino.
Surcando mares y océanos, superficie y profundidades, esta superproducción con uno de los mayores presupuestos del género, nos muestra maravillas hasta ahora  desconocidas y nos permite viajar junto a atunes, tiburones blancos, ballenas, pingüinos, pulpos, osos polares, etc.
Todo ello partiendo de la necesidad de hacer frente a la siguiente pregunta ¿qué viene a ser el Océano?

Crítica
En tiempos donde lo único que parece importar es el bienestar económico, el tipo de interés, el crecimiento del PIB, la inflacción y la tasa de desempleo, desde la ignorancia nos acercamos hoy a esta maravilla en clave de documental, que tras las bellas formas coloridas y geométricas de la naturaleza, nos deja un claro mensaje; "Señores que estamos haciendo con nuestro planeta, lo estamos destruyendo. Estamos acabando con su riqueza, su biodiversidad, sus recursos, en definitiva estamos rompiendo ese perfecto equilibrio que permite y acciona el más grande espectáculo jamás creado; la naturaleza y su libre transcurrir".
Y no nos engañemos, su defensa, su protección y su mantenimiento, posibilitará y contribuirá, sin duda, a la mejora de todos esos índices económicos cortoplazistas, vacíos e hipócritas que tanto nos preocupan, porque a medio-largo plazo ¿qué será de nosotros sino conservamos lo que nos rodea y aprendemos a vivir en equilibro con él? Pues seamos claros, nada, no nos espera nada, el más hondo y oscuro de los avernos.
El documental se construye desde la imágenes y desde los sonidos sin necesidad de una narración continua y pesada que lo paralice y lo humanice. Las palabras simples y justas. Un viaje por todos los mares del mundo, dejándonos nadar y bucear junto a las más bellas, inmensas, bondadosas  y  casi inmóviles especies marinas, cuales protagonistas de una obra coral.
Un documental rico en colores, rico en formas y lleno de azul, ¡oh, dios mío! ese azul radiante que todo lo ilumina y todo la irradia, llenando de vida cada uno de los más recónditos lugares físicos de los fondos oceánicos o cada uno de los más recónditos lugares de nuestros corazones. Ese azul, a través de la claridad de unas extraordinarias imágenes, nos hace fijar nuestra mirada en su hermosura y en su belleza, sin cegarnos y sin impedirnos disfrutar de la realidad tal y como es, sencillamente bonita, hermosa, preciosa,..., y por favor que nos dure, que dure.
Es un claro mensaje de defensa de lo que tenemos y de oda a la esperanza.
Destacamos la apuesta por un formato vacío de texto, pero no de mensaje, con lo justo y necesario para entender que el hombre está aquí como un mero personaje secundario más y como tal, no debe adueñarse del planeta, debemos contribuir a su continuidad y a su mantenimiento.
Por belleza y mensaje, desde ese rincón llamado Ignorancia, nos enorgullece poder ser partícipes de difundir este mensaje, en el que creemos y por el que luchamos. Hoy no evaluamos tanto la calidad cinematográfica del producto, desde nuestra óptica perversa, hoy nos fijamos y damos nota a la hermosura, a la belleza y al mensaje.

Nota general: 7 sobre 10.

Trailer

Leer critica Océanos en Muchocine.net

lunes, 20 de diciembre de 2010

Balada Triste de Trompeta

Año: 2010.

Dirección: Álex de la Iglesia.

Intérpretes: Carlos Areces, Antonio de la Torre, Carolina Bang, Santiago Segura, Sancho Gracia, Manuel Tejada, Manuel Tallafé, Alejandro Tejerías, Fernando Guillén Cuervo, Enrique Villén, Terele Pávez, José Manuel Cervino, Gracia Olayo, Luis Varela, Joaquín Climent, Juana Cordero, Raúl Arévalo, Fran Perea .

Sinopsis
La historia comienza en 1937 durante la guerra civil española y viendo como un grupo de payasos del circo se ve obligado a intervenir en los combates durante el asedio franquista. A partir de ahí la historia se traslada a los últimos años de la dictadura en la que dos payasos luchan por el amor de una trapecista (personaje de Carolina Bang). Uno de ellos, Javier (personaje de Carlos Areces), vive lastrado por el pasado  y el trágico destino sufrido por su padre, también payaso.

Crítica
Domingo tarde y con ansias de un poco de cine, me decido a acercarme a una de esas salas de proyección que tanto me gustan, por entender que en pocos sitios soy tan bien acogido, tan comprendido y donde menos problemas causo. En esa quietud y en esa discreción amada que nos dan las butacas del fondo, uno siempre se siente a gusto, y esa sensación reconforta, ni se imaginan cuánto. Ante eso me decido a  visionar la última de Álex de la Iglesia,  Balada  Triste de Trompeta (que toma nombre del clásico musical versionado por Raphael), conociendo de antemano que se trata de un producto hipnótico, caótico, violento, histérico, personal, revisionista, algo duro y quizá incomprendido.
La cinta arranca con un comienzo vertiginoso e impresionante, como pocas veces en el cine español he visto, podría decir. Unos títulos de crédito iniciales que me sorprenden agarrado a la butaca y dejando mis resquebrajadas uñas contra el reposabrazos. Son brutales, una puesta en escena inmejorable, a lo que contribuye, y cuidado con lo que digo, porque ni yo mismo me lo creo, un Jorge Guillén Cuervo a lo "banzai" enfundado en el traje de cabecilla del ejército republicano con más "huevos" que cabeza y un Santiago Segura a lo "Machete", metido en un traje de payaso y con tirabuzones rubios; sin duda un arranque soberbio, de nueve para arriba. Ahora bien, a partir de ahí decae  y se diluye en una película con muchas cosas a destacar, pero sin la fuerza y lo excepcional del principio.
Estamos ante un film tipo "De la Iglesia", reafirmando lo ya apuntado en todo su anterior cine, dotándolo de una mayor personalidad, mayor dureza, mayor energía y sin duda mayor histeria. Lucha entre dos personajes protagonistas, tintes tarantinescos, ambientación particular para localizar el final dotándolo de gran presencia y familiaridad para el espectador,...
No le vamos a restar mérito a lo arriesgado de la apuesta, pero en contra de la opinión generalizada, desde aquí no creemos que haya salido completamente ganadora, o al menos, con nota.
La trama de los dos payasos (personajes de Antonio de la Torre y Carlos Areces) en lucha por el amor de la trapecista del circo (Carolina Bang), se convierte en un collage histriónico, violento, arbitrario, falto de credibilidad y con ciertos toques de sinsentido. Lo "tarantiniano" de las escenas de violencia y de la narrativa, pueden herir sensibilidades, al igual que provocar una grandísima admiración. Ahí habrá para todos los gustos. A nosotros nos parece sobrecargado, gótico, bizarro.
En esa parte de la trama tampoco conseguimos encajar del todo bien las referencias históricas, perdónenme pero no las entiendo y no les veo nada de necesario. En esa segunda mitad del metraje a nuestro entender la temporalidad no se respeta y nos da la sensación de un montaje de tijeretazo y reduciendo tiempos. Desde que Javier se escapa del circo y se convierte en el payaso asesino, no podríamos decir el tiempo que transcurre,..., mientras que para el resto de personajes parece que transcurre un periodo mucho más largo.
Como ya hemos dicho, un elemento ya repetido en el cine de Álex con anterioridad es el enfrentamiento de dos personajes principales, de dos realidades bien distintas y que aquí resuelven con maestría, desde la calidad de sus interpretaciones, dos actores que lo bordan; Antonio de la Torre y Carlos Areces, ¡pobre Carlos, lo que ha tenido que sufrir! Este elemento nos evoca antiguas batallas del cineasta bilbaíno, como nos presentase en El Día de la Bestia o en aquella horrible Muertos de Risa
Algo que también nos trae recuerdos del pasado es la grandilocuencia del escenario de la "batalla final". Parece que a este señor le gusta ubicar el desenlace en grandes parajes familiares para cualquier espectador y que les den esplendor al desenlace, que por sí sólo ya debería tener. Recordemos la ambientación final de El Día de la Bestia. En este caso, se escoge un lugar con excesivo peso en nuestra reciente historia, así como triste, cual balada, y desafortunado, cual destino final de nuestros personajes. Seguro que no escogido al azar, al igual que la elección de ciertos elementos de ese final, pero sinceramente, no logramos entenderlos y menos justificarlos.
Aspectos relevantes a destacar, los efectos visuales, el sonido, el color, a fotografía y las interpretaciones principales, acompañados de unos no menos buenos actores de reparto.  Un grandioso trío protagonista, gratísimamente descubierto para un ignorante como yo. Sin embargo, pese al gran comienzo, la irrupción de Santiago Segura como  padre de Javier, resta , sin duda, resta. La explosividad y feminidad de Carolina Bang, nos deja todavía alucinados. Y no podemos dejar pasar la oportunidad de destacar a Carlos Areces, soberbio, genial. Su paso de lobo manso a violento demonio tiene una puesta en escena dura, pero tremenda. Unos primeros minutos magníficos. Ese payaso disfrazado de obispo (ya me entenderán cuando la vean) metralletas en mano y disparando a diestro y siniestro, es de lo mejor del film.
Desde aquí la recomendamos y valoramos la apuesta del bueno de Álex, pero no la tachamos de brillante ni de magnífica, le faltan elementos y constancia, por mucho que cargue bajo el brazo con dos premios del festival de Venecia (con Tarantino de presidente del jurado),..., prueba más de que la sabiduría y nuestra ignorancia no van de la mano. Una prueba más de lo equivocado que estoy y de lo equivocado en lo que me muevo.

Nota general: 6,5 sobre 10.

Trailer

Leer critica Balada triste de trompeta en Muchocine.net

miércoles, 15 de diciembre de 2010

Franklyn

Año: 2008 (estrenada en España en 2010).

Dirección: Gerald McMorrow.

Intérpretes: Ryan Phillippe, Eva Green, Sam Riley, Bernard Hill, Georgia Mackenzie, Susannah York.

Sinopsis
Jonathan Preest (personaje interpretado por  Ryan Phillippe) es un justiciero nocturno que habita en una ciudad dominada por las muchas religiones reinantes. En esa ciudad oscura no se permite ser agnóstico y no profesar ninguna fe.
Preest tratará de luchar contra ese poderoso Ministerio que gobierna Meanwhile City y mientras intenta vengar la muerte de una chica a la que él intentó proteger.
En paralelo se narra la historia de otros tres personajes: Emilia (Eva Green), Milo (Sam Riley) y Peter (Bernard Hill). Emilia es una joven estudiante con una vida problemática cuyos intentos de suicidio, como vía para llamar la atención, son constantes. Milo acaba de ser "abandonado" por su novia  e intenta retomar una relación del pasado, no exenta de sorpresas. Peter es un hombre de fe que busca desesperadamente a su hijo, al regresar éste de la guerra. Las cuatro historias han de confluir en un espacio común. 

Crítica

Muy buenas noches mis queridos amigos. Me dispongo aquí a criticar, y nunca mejor dicho, este ejercicio cinematográfico inexplicable, incomprensible e injustificable. No sé quién ha osado, en este mundo de redes y bits, a compararla con V de Vendetta,..., no salgo de mi asombro, ni creo que salga.
En primer lugar, no hay buena película sin buena historia. Así que hablemos de la historia. Si les decimos la verdad, no sabemos muy bien de qué va. Es algo difuso, caótico y enredado que cuesta bastante entender, aunar e hilar. Desde el principio y hasta casi el final de la película no se logra saber qué es pie y qué es cabeza. Llegados al final, nos podremos encontrar en un  momento en el cual la mitad del anfiteatro puede estar durmiendo o pensando en qué excusa le va a poner a su mujer/marido para no cumplir con las obligaciones matrimoniales, una noche más. Productos así no ayudan a motivarse, desde luego.
Vamos ahora al mensaje. No siempre es necesario, dado que hay películas que simplemente se justifican por sus formas, sin necesidad de bucear en el fondo. En este caso, la cinta empieza con lo que parece una crítica a la banalidad de las religiones, idea que se diluye conforme avanzamos en el film. Tiene cabida incluso, cierta denuncia a las situaciones y a las dificultades a las que se enfrentan los soldados tras su participación en un conflicto bélico, pero también se queda en nada, no se concreta, pudiendo pasar desapercibida esa idea, sin ninguna novedad. Por tanto nos hace suponer que el mensaje no era la justificación de este "rollete"; veamos si lo son las formas y las figuras.
Pasemos pues al envoltorio. La estética oscura y el goticismo recargado de Meanwhile City es reseñable pero tampoco destacable y aquí, a un servidor, tampoco nos ha convencido, si bien es de lo poquito loable de la cinta.
Las escenas de lucha son escasas y de una coreografía pobre. Eran necesarias, pero mucho mejor ideadas y ejecutadas.
En fin, ni el fondo, ni las formas, nada de nada. No entendemos muy bien ni justificamos un producto de este calado. Únicamente algún acierto esporádico  como la interpretación de Eva Green.
Como siempre nos gusta decirles si es recomendable o prescindible, sólo les diré que si el guión se hubiese quedado olvidado en un cajón de la productora, todos habríamos ganado. Cosas así no merecen hacerse llamar cine.
Hasta otra, y que sea mejor, claro.

Nota general: 2 sobre 10.

Trailer

Leer critica Franklyn (franklyn) en Muchocine.net

domingo, 12 de diciembre de 2010

Harry Potter and the Deathly Hallows, Part 1 (Harry Potter y las reliquias de la muerte, Parte 1)

Año: 2010.

Dirección: David Yates.

Intérpretes: Daniel Radcliffe, Emma Watson, Rupert Grint, Alan Rickman, Helena Bonham Carter, John Hurt, Timothy Spall, Richard Griffiths, Rhys Ifans, David Thewlis, Jason Isaacs, Ciarán Hinds, Tom Felton, Ralph Fiennes, Robbie Coltrane, Bonnie Wright, Michael Gambon, Brendan Gleeson, Jamie Campbell Bower, Bill Nighy, Miranda Richardson, Helen McCrory, Warwick Davis, Julie Walters, Evanna Lynch, Toby Jones, Matthew Lewis, David O'Hara, Clémence Poésy, Rade Serbedzija, Toby Regbo, Imelda Staunton, Fiona Shaw, Stanislav Ianevski, Dave Legeno, Natalia Tena.

Sinopsis 
Adaptación de la última de las novelas de Harry Potter, Las Reliquias de la Muerte, en una primera parte, ya que este último relato se ha dividido en dos entregas cinematográficas. En esta primera Harry continuará con la misión de destruir los horrocruxes que "custodian" el alma dividida de Lord Voldemort, y son el secreto de su longevidad, mientras huye del alcance del mismo señor tenebroso. Éste a su vez continúa adquiriendo un mayor poder.
Para esta misión Harry viaja con sus inseparables compañeros, Hermione y Ron.

Crítica
Estamos ante una adaptación más o menos fiel de la primera parte de la novela con el mismo nombre, dejando para una segunda entrega la apoteosis final, lo que quizá responda a un ejercicio de recaudación, que desde la ignorancia no compartimos. Esta primera parte acaba a medio camino y por tanto nos deja con la sensación de insaciedad.
Es sin duda oscura y la más adulta de la saga, cosa normal por madurez de los personajes y por la madurez de la propia novela, si bien nos produce la sensación de viaje continuo, de montaje de sucesivas secuencias y parajes, que le dan cierto aroma de transición constante, cual fases de El Señor de los Anillos. El eterno viaje. Esto le confiere cierta falta de tensión y falta de magia, a la espera del desenlace final que tendrá lugar en la segunda parte de este último capítulo. Pues bien, como decimos, eso no nos gusta. Por momentos es un producto caracterizado por su falta de emoción, de tensión, de intriga e incluso peor, de historia, lo que la hace rozar lo aburrido. La sensación de historia interminable empieza a vagar por el cine, cosa que se reafirma finalmente con un desenlace tan cortante como esperado, ya que de antemano todos los espectadores sabíamos que debía acabar en un punto tal que así.
Por lo demás, decir que sigue las características básicas de las anteriores, ciñéndose al patrón clásico y a la novela, bastante bien ejecutadas desde el punto de vista técnico. Buenos efectos especiales y soberbios efectos sonoros, acompañados de una nada desdeñable banda sonora.
Para los fans de la saga queda una larga espera ante el estreno  de la segunda parte de este último episodio y es comprensible que el espectador salga  de la sala pensando "Y ahora a esperar unos meses para la ultima".
Las interpretaciones del trío protagonista destacan por mostrar algo más de compromiso, sin duda influenciado por la madurez de los actores, si bien tampoco podemos decir mucho más al respecto.
Con honestidad y esperando no causar daño a nadie, la conclusión que nos deja es que es una cinta de transición entre "el misterio del príncipe" y la batalla final, en la que el bien se impondrá al mal,..., o el mal al bien, ya se verá.
Particularmente a nosotros, absolutos ignorantes, nos ha decepcionado un poco, pero eso no quiere decir que no la recomendamos. Para los seguidores de la saga, por supuesto será imperioso ir al verla, al resto, se puede pasar un rato entretenido, si bien creemos que es condición necesaria, claro está, haber visto las anteriores, y conveniente haberse leído los libros. Eso sin duda, ayudará.

Nota general: 5,5 sobre 10.

Trailer

Leer critica Harry potter y las reliquias de la muerte (Harry potter and the deathly hallows) en Muchocine.net

viernes, 10 de diciembre de 2010

The Town, Ciudad de ladrones

Año: 2010.

Dirección: Ben Affleck.

Intérpretes: Ben Affleck, Rebecca Hall, Jon Hamm, Jeremy Renner, Blake Lively, Slaine, Owen Burke, Titus Welliver, Pete Postlethwaite, Chris Cooper, Victor Garber.

Sinopsis
Un grupo de amigos del barrio de Charlestown, en Boston, se gana la vida atracando bancos y furgones blindados. En uno de los atracos toman como rehén a la directora del banco, Claire (personaje interpretado por Rebecca Hall).
A partir de ahí, mientras planifican su próximo trabajo, Doug MacRay (personaje de Ben Affleck) empieza a seguir a Claire para asegurarse que no colabora con el FBI y no les pueda delatar. Claire se ve atrapada en la encrucijada de colaborar o no con el FBI, a la par que comienza a plantearse una relación sentimental con Doug.

Crítica
Como me pasa casi siempre a la hora del ir  al cine, tengo que pelear con dos  viejos enemigos; las expectativas y los recuerdos a obras pasadas.  Lo sé, ustedes dirán, "menuda gilipollez, porque no vas simplemente al cine y tratas de disfrutar de la película". Pues sí, no crean que no lo hago, pero  a menudo me asaltan estos y otros "complejos de mente trastornada" ,y conforme avanza la cinta no hacen más que evocarse una y otra vez. Este problema, como otros muchos, está en mí y no el maravilloso mundo del cine, así que voy a tratar de  hablarles de la película y dejar de divagar.
El film tiene cosas buenas y cosas malas. A mí quizá me pesen más los aspectos negativos y sea en estos en los que pongo más énfasis, pero  también le reconozco ciertos méritos, entre ellos el fundamental y para lo que esto sirve, que es para entretener y alejar la mente de nuestros fantasmas diarios. Eso lo consigue.
Es la primera película de Ben Affleck como director que vemos desde la ignorancia y nos ha causado grata sorpresa en esa faceta. No obstante (siempre hay un no obstante), nos recuerda demasiado a otras chistorias relacionadas con él. Además de director, Ben Affleck es aquí guionista y protagonista, y sea cierto o no, eso provoca similitudes. Sobre todo por atmósfera, ambientación, estética e incluso por ese aire de marginalidad y problemática de sus personajes, nos recuerda mucho al Indomable Will Hunting, donde el tándem Affleck-Damon ejercían de guionistas (Oscar al mejor guión original) y de protagonistas.
Se nos muestran unas dignas escenas de atracos y persecuciones callejeras, si bien tampoco puede dejar de evocarnos a HEAT. HEAT, esa gran película del género, sugerida Desde la Ignorancia unas semanas atrás. Pues bien también son muchos los recuerdos a esta cinta, y permítanme, no estamos para comparar arenisca con diamantes. Es una versión bastante burda de lo mismo: atracos, tiros, policía pisando los talones, tramas de amor alrededor e incluso historias de algunos de los personajes muy parecidas. Sin querer decir más de lo que debo, hay momentos que parece que estamos sustituyendo a Val Kilmer y Ashley Judd, por Affleck y Hall, con la diferencia de llevar una historia secundaria a momento principal (no digo más, pero esa escena en la que hablan por teléfono y la policía está con ella; ella no entrega al chico, malo, pero su chico,..., señores!! no huele demasiado??). No hay comparación posible, ni en cuanto a historia, ni maestría en su puesta en escena, ni en interpretaciones, ni en carga dramática, ni en el tránsito pausa-acción, ni en el duelo atracador-policía (dios mío, qué he osado a decir comparar a De Niro-Al Pacino con Alffleck-Hamm, sacrilegio!!), ni en el debate moral en el que se mueven los protagonistas, ni en  la  riqueza del guión,..., bueno voy parando ya,..., en casi nada, pero como es una referencia del género y hay tremendas similitudes sin camuflar, nos teníamos que parar en ello.
Algo de agradecer es la convencionalidad con la que se narra la historia, lo que, sin llegar a causar admiración, nos permite seguir la historia con tranquilidad y mantenernos atentos a la misma. La simpleza bien merece a veces ser aplaudida, al menos por ese lado. No por el hecho de que se le debería pedir algo más que el mero hecho de quedarse en lo superficial.
No quiero dejar pasar la oportunidad para lanzar una pequeña crítica a la falta de originalidad de ciertos guiones en lo básico. Joder, estamos un poquito hartos de esa historia de chico malo que busca el camino de la redención a través de la historia de amor con chica buena?.... Ya le hicimos este apunte a "El Americano" de Clooney meses atrás. No sé, será otra divagación más de una mente trastornada.
Y por último, vamos a las interpretaciones. Pues poco que decir a eso. Correctas en su mayoría, sin asombrar pero correctas. Sólo tres cosillas: Rebecca Hall nos ha defraudado; Jeremy Reener se está comiendo la pantalla en cada aparición que le vemos y Chris Copper, sacrilegio con este monstruo interpretativo,..., por favor no le concedan solo cuarenta segundos de película a un actor de esta talla.
Sin más concluyo con una frase que una gran amiga, a la que he frustrado, suele recordarme: toda película merece una oportunidad. Por tanto, dénsela, no creo que se arrepientan.

Nota general: 5,0 sobre 10.

Trailer

Leer critica The Town. Ciudad de Ladrones en Muchocine.net

jueves, 9 de diciembre de 2010

Batman, The Dark Knight (El caballero Oscuro)

Año: 2008.

Dirección: Christopher Nolan.

Intérpretes: Christian Bale, Heath Ledger, Aaron Eckhart, Michael Caine, Gary Oldman, Maggie Gyllenhaal, Morgan Freeman, Eric Roberts.

Sinopsis
Segunda entrega de la versión de Nolan sobre el personaje del cómic. En esta ocasión Batman (personaje reinterpretado por Christian Bale) junto con el teniente de policía Jim Gordon (personaje interpretado por Gary Oldman) y el Fiscal del Distrito, Harvey Dent (personaje de Aaron Eckhart), se enfrentan al crimen organizado con el propósito de poner fin a la corrupción en Gotham. Todo discurre por buen camino, hasta la irrupción de Joker (personaje magníficamente interpretado por el desaparecido Heath Ledger), un villano sin escrúpulos que pone en jaque tanto a las fuerzas del orden, a Batman y al propio crimen organizado.

Crítica
Encandilado por lo poderoso de la primera parte del reinventado héroe del cómic, allá por 2008, vi esta película en el cine. No sólo eso. Como buen contribuyente y a pesar de mis diferencias con ese organismo que se llama SGAE, levantado en armas como fiel defensor de la creatividad y la cultura de este país, cosa que si queréis podemos discutir en otra ocasión, también dispongo de la película original en DVD (también la primera parte). Así que este puente de diciembre y dadas las circunstancias que imperan en mi vida, era un buen momento de amenizar una tarde con esta cinta, previo paso por la primera de la saga, cuyo post hemos hecho público pocas horas atrás en este mismo blog.
Y qué decir de ésta. Pues es muy simple, damas y caballeros, (sin necesidad de ser oscuros) es muy buena, incluso más que Batman Begins.
Nolan navega por los mismos mares con las mismas olas y las mismas corrientes, pero con vientos más intensos y añadiendo un elemento brutalmente bueno y magnífico en esta ocasión; un villano como pocos, un JOKER excepcional. Interpretado, manejado y ejecutado con brillantez por Heath Ledger, y que le valió la estatuilla a mejor actor de reparto, a pesar de su fatídica muerte meses antes.
Son dos horas y media de entretenimiento en estado puro, donde apenas sobra nada y casi nada se echa en falta. Consigue superar, cosa que era difícil, a una primera parte que rediseñaba al personaje y le daba ese aire oscuro, sombrío, frío y, como ya dijimos, de estrella de aquelarre, a un Batman que había sido maltratado en el cine de los últimos años. Pues bien, en esta segunda parte todavía se mejora, siguiendo por los mismos caminos, pero completándolos con mejores vistas.
Se le confiere además unos tintes de tragedia y desgarro que hacen de la adaptación del cómic algo más profundo y más duro que todo lo anteriormente realizado, dotándola de una complejidad y dureza moral, que enriquece el menú y lo eleva a manjar. En eso, va más allá que la primera parte y confirma cosas que en ella ya se apuntaban. Lo realmente nuevo y poderoso de ésta, es la irrupción, cual torbellino en fase ide pleno desarrollo, de un JOKER genial. Poderosa interpretación de Ledger. Logra superar al Joker de Nicholson en la primera de las de Tim Burton, desde un registro muy diferente y que le viene mejor al personaje, alejándose del maquillaje excesivo y de la sobreactuación propia de ese gran genio que es el amigo Jack. Pero una cosa no quita la otra, Ledger borda un papel muy bien diseñado y que es capaz de robarle el protagonismo al propio Batman.
Puestos a criticar, que para ello estamos, quizá tenga por pecado el discurso a veces pretencioso y el tratar de dotar a los diálogos de demasiada carga "filosófica", que si bien confiere contenido y carga argumental, en ocasiones roza lo excesivo y lo cansino.
Como grandes condimentos de este gran plato se vuelven a presentar las interpretaciones de unos grandes secundarios (actores de reparto por tiempo, no por calidad ni por maestría) y otra de esas bandas sonoras que guardo en el recuerdo.
En la retina retendré, al igual que con la primera de las partes de este nuevo BATMAN, la belleza de las escenas aéreas en las que se muestra a BATMAN en la cima de los rascacielos cual oteador y guardián de todo lo que queda a sus pies, dando el momento de pausa y reflexión necesaria entre tanto derroche de acción y diálogo.
Desde esta nuestra ignorancia, podríamos estar hablando, y bien, durante multitud de líneas de texto, pero no es el objetivo de este blog. Simplemente, desde aquí se la recomendamos, y al igual que hicimos con la primera parte, sino les gusta, nos comprometemos a satisfacer sus peticiones y recriminaciones de la forma que estimen oportuno, si bien ya saben que nuestras carencias y limitaciones son muchas y grandes. Pero lo dicho, estamos aquí para ustedes y ustedes lo son todo, sean o no anónimos.
Agradeciendo su paciencia,  se despide este pobre cretino sin criterio.

Nota general: 7,5 sobre 10.

Trailer

Leer critica Batman the dark knight en Muchocine.net

miércoles, 8 de diciembre de 2010

Batman Begins

Año: 2005.

Dirección: Christopher Nolan.

Intérpretes: Christian Bale, Morgan Freeman, Liam Neeson, Michael Caine, Kathie Holmes, Rutger Hauer, Gary Oldman, Ken Watanabe.

Sinopsis
Christopher Nolan retoma la adaptación del famoso personaje de cómic y nos acerca a los orígenes del "caballero de la noche" y a los motivos que hacen que un Bruce Wayne (personaje interpretado por Christian Bale) dominado por la ira, el rencor y la sed de venganza, se convierta en el héroe que Gotham necesita para combatir el mal.
El joven Bruce, tras huir de Gotham y lejos del imperio empresarial que ha heredado de su padre, vaga por el mundo hasta encontrarse con un misterioso caballero llamado Ducard (personaje interpretado por Liam Neeson), que le adiestra en las disciplinas físicas y mentales necesarias para combatir el mal. No obstante, no todo es lo que parece y una oscura organización, La Liga de las Sombras, intenta reclutarle para una difícil pero necesaria misión, la destrucción de Gotham (perdón por el spoiler), bajo el mando del enigmático Ra's Al Ghul.
Bruce decide volver a Gotham y luchar contra la corrupción y la delincuencia que gobierna la ciudad, para lo cual creará un símbolo, su alter-ego, Batman. En esta "misión" contará con la colaboración de su mayordomo Alfred (sir Michael Caine), el detective Jim Gordon (Gary Oldman) y Lucius Fox (Morgan Freeman), de la división de Ciencias Aplicadas de Wayne Enterprises.

Crítica
Bueno, bueno, bueno. Estamos en el puente de diciembre y por distintos motivos, uno no ha podido salir fuera, huir de su rutina habitual, para liberar la mente y alejarla de los fantasmas que nos atormentan. Entonces, qué mejor que tratar, si no de eliminarlos, si aplacarlos con una buena dosis de cine. Y eso hemos hecho. Durante estos días he podido disfrutar de cine tanto en la gran pantalla como en casa y os daré buena cuenta de ello en este espacio, prometiendo unas cuentas de mis características "solfas" ignorantes y faltas de contenido. En primer lugar y por tomar una pequeña obra de arte, venimos a hablar aquí de BATMAN BEGINS, la reconstrucción de un personaje de un modo excelso y que anteriores entregas habían dilapidado de una forma triste y paupérrima, y que el personaje no merecía.
Nolan nos lleva al comienzo del mito, a sus orígenes, pero no sólo temporales, también a los motivos que provocan que un joven rico y que lo tiene todo, se convierta en ser el salvador de la ciudad de Gotham y que lucha contra la violencia y la corrupción, desde el anonimato e incluso pudiendo perder, en lo que a sus relaciones personales se refiere.
Se nos presenta al personaje y a la historia de una forma más fría y más oscura, lejos de los arreglos estéticos y de la parafernalia accesoria y colorida que le sobraba. Batman no es así, no es un carnaval, es más bien la estrella de un pequeño aquelarre.
Casi no sé por donde empezar. Casi todo es bueno o a mí me lo parece. Buena la historia, bueno el guión, buenas interpretaciones principales y secundarias, buena banda sonora, buenos efectos especiales, buenas luces, buenas sombras, buen montaje, buena ambientación, buena dirección artística..., en definitiva, la reinvención sublime de un personaje que se había llevado al ocaso cinematográfico. Bien es verdad que hace presagiar una posible larga saga de nuevas secuelas (ya se existe un Batman, The Dark Knight, que también hemos visionado desde la ignorancia en estos días y de la que os hablaré dentro de pocos días, y ya se conoce que habrá una tercera entrega). Esperemos que no rompan la magia de esta primera (os adelanto, para quién no lo sepa, que la segunda no lo hace).
Uno de los mayores éxitos del film es que el mérito se debe más a una sólida historia y a unas excelentes interpretaciones, antes que a unos efectos visuales espectaculares. Muy bien Christian Bale, uno de esos actores que nos gustan, ya desde niño cuando apareciese en aquel Imperio del Sol de Spielberg. Si soy sincero, casi mejor enfundado en el traje de Bruce Wayne que en el disfraz de Batman, pero bien también en cualquier caso. Creemos que ha dotado a "ambos personajes" de los rasgos que se le presuponen y mejorando a los anteriores hombres murciélago, sobre todo a los desdibujados George Clooney y Val Kilmer. Sin duda, el mejor de los Batman, no creo que haya discusión al respecto.
Muy bien acompañado por gigantes de la pantalla enfundados en papeles secundarios: un exquisito y refinado Michael Caine, a modo de mayordomo inglés, una interpretación pura de policía honrado de Gary Oldman, un paciente y pausado señor de ciencia, Morgan Freeman e incluso un correcto mafioso de la mano de Tom Wilkinson. Quizá lo más justo y pobre sea la interpretación de la señorita Holmes, pero no vamos a entrar en excesivas críticas tampoco.
Otra cosa a echar en falta es a un villano con presencia en la pantalla, a un JOKER que lo llene todo y que complete la historia. Liam Neeson, en su papel de villano, no tiene ni tiempo, ni guión, ni identidad para llenar ese vacío, y no es por que lo haga mal, la verdad.
Y ya sabéis de mis debilidades por las BSO; en esta ocasión también muy buena de la mano del tándem Zimmer y Newton Howard.

Sin más, os emplazo a dentro de unos días cuando os hable de la siguiente, que ya os adelanto, supera incluso ésta.
Siempre ignorante y vuestro, Lucas Liz.

Nota general: 7 sobre 10.

Trailer

Leer critica Batman begins en Muchocine.net

domingo, 5 de diciembre de 2010

Entrelobos

Año: 2010.

Dirección: Gerardo Olivares.

Intérpretes: Manuel Camacho, Juan José Ballesta, Sancho Gracia, Carlos Bardem, Vicente Romero, Alex Brendemühl, Eduardo Gómez, Luisa Martín, Antonio Dechent, Dafne Fernández, Francisco Conde, José Chaves, José Manuel Soto, Agustín Rodríguez López.

Sinopsis
Bio-pic basado en la vida de Marcos Rodríguez Pantoja, un niño que pasó una parte de su infancia y adolescencia conviviendo con lobos en Sierra Morena, unos años después de la guerra civil.
De niño fue "vendido" por su padre al "señor", dueño de las tierras en las que vivían y en las que trabajaban. Entonces, es asignado a un pastor que vive en la soledad del campo con el que aprende a vivir en y del campo. Al desaparecer el pastor, comienza a convivir entre lobos.

Crítica
Como todos sabéis, ésta sería una cinta que rara vez elegiría yo en la cola del cine, pero también sabéis que uno no va siempre sólo y ha de amoldarse a los gustos y preferencias de la compañía, sino quizá no vuelvan conmigo. Ya sabéis que no me importa y que me gusta que los demás elijan por mi falta de criterio, además de que cada vez me gustan menos cosas y que por un cine, bien se hace cualquier cosa, no? Las palomitas y la coca-cola siempre pueden ayudar a la distracción.
Mis primeras sensaciones son de indiferencia, falta de emoción y cierto agrado por lo visual y sonoro. Y empezaré por lo último, ya que en el final o en el fondo, se suelen encontrar las más desapercibidas pero también las mejores sorpresas.
Filmada de un modo más que digno, destaca la fotografía y la belleza de las imágenes, sobre todo en la primera hora de película, muy bien acompañadas de una buena banda sonora. En esa parte, la filmación de los animales y el magnetismo de un magnífico Manuel Camacho (Marcos Rodríguez de niño y para mí principal protagonista del film, por tiempo y calidad de interpretación), hacen que la película sea atractiva, si bien se le podría criticar una excesiva recreación, lo que desemboca en un ritmo demasiado lento y pausado, que consume demasiados minutos de metraje. A partir de ahí, cuando la verdadera historia aparece, cuando Marcos se queda sólo y convive con los lobos, se queda corta, inacabada, poco desarrollada y falta de emoción; y ahí es dónde voy a mi segunda sensación, la falta de emoción. Y qué es esto sin emoción sin algo de vértigo!.
La aparición de Juan José Ballesta como un Marcos adolescente le resta el encanto que Manuel Camacho le había proporcionado; "¡Menudos ojazos!" se exclamó a mi izquierda. De hecho, su primera aparición me resulta bastante cómica, una mezcla de Tarzán, Mogli y aquel Ringo Starr de Cavernícola. Serán cosas de mi memoria subdesarrollada.
Y vamos a la primera de mis sensaciones; la  indiferencia. La que me causa por la poca carga dramática de la cinta, dónde parece que la presencia humana sobra y lo único que aporta emoción son las imágenes, los buitres y los lobos, ¡qué bellos los lobos! La sensación que queda y que hubiese sido mejor, es ¿por qué no lo pudimos dejar en formato documental? No sé, ya se sabe de mi ignorancia, pero ya antes un tal Félix Rodríguez de la Fuente nos habló y nos mostró que bellos son los lobos sin necesidad de meter a unos humanos de por medio.
Además de un magnífico Manuel Camacho, en las interpretaciones podemos destacar a unos más que dignos Sancho Gracia y Carlos Bardem. Entre lo más destacable, el acento conseguido para ubicarnos geográficamente. El joven Juan José Ballesta, pese al esfuerzo por presentárnoslo como protagonista de la película, ni lo es por tiempo ni por interpretación, la cual deja bastante que desear.
No le quitamos mérito al esfuerzo de tal producción, pero el resultado no nos convence. Como nunca mentimos, pero a veces provocamos, y pidiendo perdón por ello, desde la discreción que me da la ignorancia, el producto suspende.
Eso sí, me arrepentiré de muchas cosas, pero nunca de un cine.

Nota general: 4,0 sobre 10.

Trailer

Leer critica Entrelobos en Muchocine.net

jueves, 2 de diciembre de 2010

Inside Man (Plan Oculto)

Año: 2006.

Dirección: Spike Lee.

Intérpretes: Denzel Washington, Clive Owen, Jodie Foster, Willem Dafoe, Christopher Plummer, Chiwetel Ejiofor, Carlos Andrés Gómez, Kim Director, James Ransone, Bernie Rachelle, Peter Gerety, Victor Colicchio, Cassandra Freeman, Peter Frechette.

Sinopsis
Es la historia de un curioso robo a un banco de New York, donde se produce un enfrentamiento interpretativo entre el personaje de Clive Owen (el astuto ladrón) y el de Denzel Washington (el duro policía). Entre ellos aparece un tercer personaje, el de Jodie Foster, contratada por el dueño del banco (personaje de Christopher Plummer) para que se resuelva el conflicto según sus intereses.

Crítica
En su día la vi en el cine, para que la SGAE no me diga que desde la Ignorancia no contribuimos a la proliferación de los chalets de sus miembros. Y me gustó; cosa rara diréis, y es verdad, pero aquella era otra época, otros gustos y otras preocupaciones. Pues bien, la he vuelto a ver para confirmar o modificar las sensaciones que entonces me produjo. Y allá que voy a contaros.
A priori se puede pensar que es la típica historia de robo a un banco con rehenes y que todo va a girar entorno a la negociación-duelo entre "el gato" y "el ratón". Pues bien, no es sólo eso, ni mucho menos. Es un thriller que consigue sorprender y alejarse de la senda previsible; mérito sin duda de un guión con continuos saltos, pequeñas sorpresas, amagos y ciertos toques de humor, bien expuestos de la mano de Spike Lee. Se convierte en una historia entretenida e incluso cautivadora, por ser ciertamente original. La dirección y el montaje contribuyen a crear ese ambiente.
Gran elenco de actores y algunas buenas interpretaciones, destacando la vivacidad de un soberbio Denzel Washington, la frialdad de un elegante Cliwe Owen, la simplicidad de los diez minutos de cumplidor Willem Dafoe y la falsedad recalcitrante de Jodie Foster. Buenas interpretaciones, sí señor.
Un elemento que contribuye a la originalidad de la cinta es la música, muy acertada.Estamos ante un film de actores, imágenes y original guión.
Por tanto concluyo que si en su día me gustó, puedo decir que me sigue pareciendo un producto recomendable y entretenido, que tendrá algún hueco más en la vida de este ignorante que escribe. Por eso le doy un aprobado, superando ampliamente el 6.

Nota general: 6,5 sobre 10.

Trailer

Leer critica Plan oculto en Muchocine.net

martes, 30 de noviembre de 2010

The Girlfriend Experience

Año: 2009.

Dirección: Steven Soderbergh.

Intérpretes: Sasha Grey, Chris Santos.

Sinopsis
Cinta en formato cuasi-documental que relata una semana en la vida de Chelsea (personaje interpretado por Sasha Grey, estrella del cine pornográfico americano), una prostituta de lujo de New York. Se centra en mostrar las relaciones que establece con los clientes, como trata de promocionarse y como son sus relaciones personales, en particular con su novio, el cual conoce a lo que se dedica.

Crítica
Experimento cinematográfico de Steven Sodebergh que trata de bucear en el mundo de las necesidades, los deseos y las posibilidades que proporciona el dinero,  presentándonos la historia de Chelsea, una prostituta de lujo neoyorkina. Resuelta de una forma más menos noble, el primer adjetivo que me viene a la cabeza es pretenciosa y muy poco seductora.
Este montaje a modo de collage no ayuda a que el espectador se enganche completamente al film y por momentos complica el entendimiento de la historia, pero curiosamente se hace atractivo.
Pese a lo que pudiese parecer la carga sexual del metraje es mínima, apenas un par de cuasi-desnudos de Sasha Grey, lo que se agradece, sin duda, para eso hay otro tipo de cines. Pese a las cualidades físicas de la protagonista, a mi gusto con una apariencia demasiado infantil (cuestión de gustos), el producto es poco sexy, lo que se suple en parte con una atractiva interpretación de Sasha Grey, que consigue rematarla desde una frialdad invernal. Algo más de fuerza tiene la interpretación masculina protagonista, si bien su papel es pura guarnición. Esa frialdad nos acerca a ciertos ámbitos y debates sobre la actualidad y la forma de resolverse las necesidades humanas, incluso las más ardientes, lo que no deja de ser un contrasentido, pero un acierto en la forma en la que se tratan en los casi ochenta minutos de cinta.
Otro acierto destacable es la selección musical escogida, muy apropiada y aporta las dosis de excitación, no sexual, que al resto del film le falta. No así la fotografía, que remarca aún más la oscuridad y la escasez de sentimiento, buscadas desde la dirección, pero no muy agradecidas por el espectador.
Lo caótico del montaje y la sensación de lo inacabado de la historia pesan sobremanera en la decisión final y hacen que la película no apruebe bajo estos nuestros criterios. Desde la ignorancia, sin mentir y pudiendo provocar, estamos ante un proyecto fallido.

Nota general: 4,0 sobre 10.

Trailer

lunes, 29 de noviembre de 2010

Skyline

Año: 2010.

Dirección: Colin Strause, Greg Strause.

Intérpretes: Eric Balfour, Scottie Thompson, Brittany Daniel, Crystal Reed, Neil Hopkins, David Zayas, Donald Faison, Robin Gammell, Tanya Newbould, J. Paul Boehmer.

Sinopsis
Ciudad de Los Ángeles. Mañana de resaca para un grupo de amigos. Haces de luz azul dibujan la silueta de objetos que caen desde el cielo. Una luz intensa se desprende de ellos y atrae a las personas hasta hacerlas desaparecer. Una fuerza extraterrestre ha llegado a La Tierra y el grupo de jóvenes protagonistas deberá luchar por mantenerse con vida, mientras la ciudad y el resto del mundo caen ante la sombra de lo desconocido.

Crítica
Creo que las quince líneas que le voy a dedicar a esta película son totalmente prescindibles para el conjunto de mis lectores y por tanto, tampoco les quiero hacer sufrir en exceso. Resumiendo y para que se pueden ir a comer, dormir, visitar otros blogs o ejercer las labores propias de la vida en pareja, estamos ante una película horrible, de lo peor que he visto en mucho tiempo y sin duda nada, nada recomendable.
Es una cinta tremendamente ambiciosa en lo técnico y tremendamente absurda en lo dramático. Estamos ante un producto de ciencia-ficción que no creo ni que guste a los más apasionados del género, porque señores, es difícil de coger por cualquiera de las esquinas que lo pretendamos hacer. Podemos ir por partes, pero casi por rellenar, porque como les digo, poco se salva.
La historia? No traten de entenderla ni de justificar los acontecimientos que en ella ocurren, nada se concreta y nada se explica. Lagunas de guión considerables,..., o bueno, quizá el guión sea un gran océano!! Para colmo de los males, todo esto queda abierto a una interminable saga de secuelas en las cuales quizá se explique algo, ahora bien, se lo adelanto, yo no lo veré. Podríamos decir que es una mezcla de Matrix (demasiado plagio en algunos artilugios mecánicos), Alien (también pobres reminiscencias en el interior de la nave principal), Independence Day, La Guerra de los Mundos y con ramalazos de videojuego (unas escenas de batallas aéreas, ..., uhhh, tremendas). Deberían preguntarle a guionista y director que explicasen este ejercicio de despropósito masivo,.., dudo que puedan.
Un final que nos introduce en las siguientes entregas, sin explicarnos ni decirnos nada de por qué ocurren las cosas, con un momento previo de ascensión a la nave principal (y le llamo nave, pero quién sabe lo que es) digno de una cinta de serie Y, X ó Z. Vamos que me dio por reírme en el cine,..., el de mi derecha me lo agradeció, porque me dijo: "oye chaval, esto ha acabado ya?". Pobrecillo,  ni siquiera se pudo echar una buena siesta,..., eso sí me lo agradeció por poder abandonar la sala a tiempo y no quedarse oculto tras el bol de siete kilos de palomitas que se había comprado y había dedicado a sembrar por el cine.
Los efectos especiales? Es lo mínimo que se le pide y tampoco están para quedarse "flipado", las cosas como son, incluso algunas cosas diríamos que son cutres y con bastante tufillo a obras maestras del género.
De las interpretaciones hay muy poquito que decir, porque de eso no hay. Digamos que se podría tratar de un "tetas a la carrera" o "me pongo unos tirantes porque tengo unos bíceps que bien lo valen",..., y sí esto es envidia,..., no tengo ni esas tetas, ni esos bíceps, y para colmo ignorante, joder negro que difícil lo tienes.
Con mil perdones por las formas pero no por el fondo, Lucas Liz.

Nota general: 1,0 sobre 10.

Trailer

Leer critica Skyline (skyline) en Muchocine.net

jueves, 25 de noviembre de 2010

Killers

Año: 2010.

Director: Robert Luketic.

Intérpretes: Ashton Kutcher, Katherine Heigl, Tom Selleck, Catherine O'Hara, Alex Borstein, Katheryn Winnick, Larry Joe Campbell, Casey Wilson, Martin Mull.

Sinopsis
El personaje interpretado por Ashton Kutcher, Spencer, es un agente de una agencia gubernamental cuya principal misión es eliminar personas. Todo cambia cuando conoce a la mujer de sus sueños, personaje de Katherine Heigl, en Niza y durante unas vacaciones de esta. Decide abandonar "su trabajo" y asentarse en familia, en la comodidad de un vecindario, en apariencia normal.
Al poco tiempo, su pasado de presenta ante ellos y se encuentra en la situación de que han puesto precio a su cabeza.

Crítica
Bueno, pues que vamos a decir de esto; para no aburrir, poco, muy poco.
Película mala, mala y mala. No hay por donde cogerla. Siendo sincero conociendo los anteriores productos del director, como por ejemplo Una rubia muy legal o La cruda realidad, protagonizada también por Katherine Heigl, no me esperaba más. Así, por tanto, estamos ante un claro caso en el que las expectativas se cumplen, como era evidente. Entonces a todos os puede venir a la mente la siguiente pregunta ¿Para qué coño la ves, si te esperabas que fuese tan mala? Pues todavía me la estoy haciendo yo,...., jajaja. Bueno, en esta vida hay tiempo para todo y ahora que no nos oye ni nos lee nadie, pues "a uno le llega alguna peliculita a través del cable de fibra óptica y sin saber cómo ni por qué, la tienes grabada en el disco duro multimedia" y piensas; "bueno, pues voy a verla para echarme la siesta, que esta no requiere de ningún esfuerzo de atención ni concentración". Y joder, efectivamente, así fue,..., Lucas eres un visionario y te haces llamar ignorante, condenado!!
Perdonen el tono tan distendido, pero la cinta me lo permite, creo yo.
Si en la anterior película de Luketic, todavía se apreciaba algo de química romántica entre Heigh y Gerard Butler, incluso algunas cuestiones cómicas (pocas, tampoco nos vamos a engañar), aquí brillan por su ausencia. Las escenas de acción aburridas y pobres.
La historia no es nada original y se asemeja a la de anteriores cintas como Mentiras Arriesgadas o Mr. & Mrs. Smith, pero la comparación es terriblemente odiosa. Su transcurrir es rápido, forzado, previsible y nada gracioso.
No salvo nada, ni interpretaciones, ni guión, ni dirección, ni montaje, ni fotografía, ni efectos especiales, ni dirección artística, ni efectos sonoros,..., nada de nada. Qué se le va a hacer, la libertad de mi ignorancia me permite decir lo que quiera, no???
Y no digo más.

Nota general: 1,0 sobre 10.

Trailer

lunes, 22 de noviembre de 2010

Fair Game (Caza a la espía)

Año: 2010.

Dirección: Doug Liman.

Intérpretes: Naomi Watts, Sean Penn, Ty Burrell, Bruce McGill, Michael Kelly, Brooke Smith, David Denman, Noah Emmerich.

Sinopsis
Basada en un episodio real de la vida de Valerie Plume (personaje interpretado por Naomi Watts), agente de la división de Anti-proliferación de la Agencia Central de Investigación. Esta agente está inmersa en la investigación sobre la existencia de armas de destrucción masiva en Iraq. Al recibirse en la CIA una información sobre la supuesta venta de un gran volumen de uranio por parte de un país africano, se decide solicitar la colaboración de su marido, Joe Wilson (personaje interpretado por Sean Penn), con un pasado diplomático en África y conocedor de la zona. Se le pide que realice una evaluación sobre ese posible movimiento de combustible nuclear.
La administración Bush decide obviar las conclusiones de este informe, y no sólo eso, sino que lo utiliza como excusa para respaldar la invasión del país iraquí. Ante esta situación Joe Wilson no se cruza de brazos y decide hacer pública su opinión y su versión al respecto. Sus revelaciones provocan que la Casa Blanca contraataque destapando la identidad de su mujer, con todo lo que ello conlleva: repercusiones en sus operaciones abiertas, imposibilidad de seguir realizando su trabajo, relaciones personales, etc.

Crítica
Es una muestra más de la manipulación mediática y del falseamiento de información que se hizo desde la Casa Blanca para justificar una guerra con unos argumentos falsos y carentes de toda fiabilidad, incluso por la propia CIA. No obstante, aunque podríamos, no estamos aquí para hablar de ese tema, sino para hablar de cine, y en cuanto a lo cinematográfico, tenemos varias cosas que decir.
No es la primera, ni será la última cinta que trate de sacar a la luz las mentiras utilizadas en su momento para justificar tal barbarie, ni tampoco será la última que denuncie las atrocidades cometidas ni los sufrimientos causados en todos los niveles que podamos imaginar. Quizá también, por eso mismo, le pedimos algo más; la crítica y la denuncia está bien y es necesaria, pero el cine tiene que enganchar, emocionar, exaltar,..., hacer sentir, al fin y al cabo. Entretener, enganchar y sentir, eso es lo que le pido a una película, y cada vez menos encuentro. Sin duda, por culpa de mi ignorancia, mi falta de criterio y mi posible insensibilidad.
Se mezcla el drama de espías con el thriller político, pero quedándose lejos de las joyas de ambos subgéneros, si me permiten esta tan alegre clasificación, y donde Todos los hombres del presidente se presenta como un referente no alcanzado.
No digo que la historia no tenga jugo suficiente, sino que simplemente se queda en una puesta en escena correcta, sin fascinar ni evocarnos pasión alguna. Puestos a criticar, incluso nos podría sugerir elementos muy repetidos dentro del género, algunos metidos con calzador y sin lubricante, los cuales se podrían haber obviado en el montaje final. Discurre por la corrección sin más, sin intensidad alguna y carente de sorpresa.
No encuentro demasiados elementos que destacar, simplemente la correcta interpretación de los dos protagonistas, únicos elementos que le confieren a la cinta pasión y convicción. Cada uno es su papel, la frialdad de una espía sin emociones encarnada por Watts y el padre de familia que lucha y quiere que la verdad triunfe, protagonizado por Penn. No creo, tampoco, que nos hayan brindado aquí sus mejores trabajos.
Desde aquí la aprobamos, pero le pedimos mejora en lo sucesivo, no al film en sí, claro está, pero sí a sus responsables. Desde el fondo, desde la butaca del fondo, le pedimos que tomen nota.

Nota general: 5,5 sobre 10.

Trailer:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...