jueves, 7 de noviembre de 2013

The Way, Way Back (El Camino de Vuelta)

Año: 2013.

Dirección: Nat Faxon, Jim Rash.

Intérpretes: Liam James, Steve Carell, Toni Collette, Sam Rockwell.

Sinopsis
Comedia familiar que narra la difícil construcción de una familia desde las segundas oportunidades, aquellas en las que mujer y hombre (Toni Collete y Steve Carrell) emprenden una relación tras sendos matrimonios fallidos y en las que surge la necesidad de involucrar a sus hijos, sumándose las dificultades propias de la edad de éstos: la adolescencia. Todo ello agravado con la convivencia constante que causan unas vacaciones conjuntas, en las que se intenta establecer los lazos necesarios para que todo funcione.

En ese marco, Duncan (personaje interpretado por Liam James), hijo de ella, se encuentra completamente aislado, incomprendido y fuera de lugar. Por casualidad, conoce a Owen (personaje interpretado por Sam Rockwell), el díscolo e irresponsable dueño de un parque acuático, quien le ofrecerá trabajo y quien le abrirá al mundo; un mundo de posibilidades y que hay que explorar, más allá de las relaciones con su posible padrastro.

Crítica
Simpático cartel repleto de sonrisas, lo que a priori puede hacer pensar en alegría, felicidad, complicidad e incluso comedia. No obstante, el comienzo de la cinta es pausado y lento, lo que no hace presagiar unos minutos entretenidos de cine, pese a los intentos de la vecina “loca”, que parece empeñada en sacarnos una sonrisa, aunque sea soltando barbaridades por su boca.

Todo nos va conduciendo hacia el más profundo aburrimiento. Pero entonces, aparece el personaje de Sam Rockwell llenando la pantalla y acertando en todos sus diálogos y en todos sus gestos; magnífico. Él sólo es capaz de levantar la película y enganchar al público, que hasta ese momento todavía se encuentra preguntando el porqué de la elección cinematográfica. Esta aparición consigue desviarte de la problemática familiar y  del tono bajo de la cinta, para involucrarte y centrarte únicamente en sus apariciones, revelándose como el completo protagonista (en alma) de la película. Ese cuarentón excéntrico y alocado que dirige un parque acuático desde la no dirección y se convierte en amigo a la vez que en educador. Una figura paterna que el joven necesita y busca, pero que por desgracia no tiene, ni en su padre ni en su padrastro. Éste último más que ayudarle, por momentos le hunde. Curioso es que la figura de Owen se convierta en educador “responsable” desde la más completa irresponsabilidad; aunque suene paradójico, con su inmadurez aporta las dosis de vitalidad y madurez que el adolescente necesitaba.

En cuanto a Sam Rockwell, sin duda lo único notable de la cinta, sólo podemos decir que si otras veces ha sido criticado desde este espacio, en esta ocasión da forma a una completa interpretación llena de gestos, diálogo, risas, gestos, ironías, etc. Simplemente sobresaliente, Sam. Si tantas veces te hemos "apaleado", hoy sólo podemos quitarnos el sombrero ante ti; nos alegraste la tarde, nos alegraste la semana, nos alegraste el mes, sacándonos ese millar de inocentes sonrisas. Gracias.

No obstante, no perdamos el norte ni nos dejemos nublar por el único mérito del film, al que le acabamos de dedicar un ya excesivo número de palabras. Sin ese papel y sin esa interpretación, la cinta sería vulgar, tediosa y monótona, cual serial dramático de la más aburrida de las sobremesas; sin frescura alguna y excesivamente familiar. Aburrida, típica y "plana". Encasillada y tan encerrada en los tópicos, salvo el final, que llega a asfixiar en su decadencia.

Sin abrumarles con más vocablos y vacías oraciones subordinadas, nos despedimos diciéndoles que en el cine la pueden evitar, y como siempre decimos, déjenla para el salón de casa, que un hueco siempre lo puede rellenar. La nota se la lleva única y exclusivamente por un genial Sam Rockwell, al que desde aquí le volvemos a dar las gracias. El resto de la cinta es pobre.

Nota general: 4,0 sobre 10.

Tráiler

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...