lunes, 2 de septiembre de 2013

World War Z (Guerra Mundial Z)

Año: 2013.

Dirección: Marc Forster.

Intérpretes: Brad Pitt, Mireille Enos.

Sinopsis
Adaptación de la novela homónima de Max Brooks, cuyo éxito ha alcanzado todos los rincones del planeta.

La raza humana se ve amenazada por una "invasión de muertos vivientes (zombies)", sin saberse muy bien cual es su procedencia. En este marco, un experto agente de campo de la ONU, ya retirado, Gerry Lane (personaje interpretado por Brad Pitt), se ve obligado a retomar su antiguo trabajo, tratando de averiguar el origen de esta extraña pandemia y con ello tratar de encontrar una posible vía para combatirla. En esta tarea viajará por todo el planeta en busca de respuestas y soluciones que posibiliten salvaguardar a la especie humana.

Crítica
Se acabaron las vacaciones y aquí estamos dispuestos a divulgar unas cuantas opiniones ignorantes más sobre el mundo del celuloide y sobre algunas de las últimas cintas que hemos podido visionar, dado que, incluso durante el periodo de descanso, no podemos desengancharnos de ésta nuestra pasión. En primer lugar, en este mes de septiembre, compartiremos con ustedes algunas impresiones sobre World War Z, a la que nos acercamos ya hace un mes.

Sentados en nuestra butaca de cine y huyendo de los calores veraniegos, la cinta comienza con su increíble banda sonora a cargo de Muse y ese corte "Isolated System" de su último disco hasta la fecha: The Second Law. El tema emerge con fuerza y brillantez. ¿Efectista? Desde luego, pero aporta tensión y cierto grado de solemnidad, queriendo incluso anticipar la soledad y el aislamiento al que puede verse relegada la raza humana. No podía haberse escogido mejor; sus acordes, presentes durante todo el metraje, en una u otra variante, parecen envolvernos y describirnos el marco desolador y desolado. Gran elección, al menos bajo nuestra opinión y reconociendo la debilidad que tenemos por el grupo.


Junto al poder embriagador de las delicadas notas musicales iniciales, la película comienza con fuerte ritmo desde el principio, lo que siempre es de agradecer y hace que arañes la tela de las sillas. Esa puesta en escena engancha y te sorprende, si bien hemos de decir que está por encima de los minutos restantes. No obstante, ha supuesto una brillante sorpresa para nuestro ignorante paladar, dado que nada esperábamos e incluso fracaso presumíamos adivinar.

Desconocemos por completo el éxito literario, al cual, según parece y según las opiniones que hemos podido recabar, no es del todo fiel. El formato cinematográfico requiere de cierta composición y ciertas licencias que quizá los enamorados de las páginas en papel (o electrónicas) no quieran entender o no se las permitan, por considerar una profanación o prostitución de la novela.

Casi nos aventuramos a decir que es una película de zombies nada usual, donde éstos no son mostrados desde un principio, lo que para nosotros supone un gran acierto, dado que en las primeras escenas no se les acaba de apreciar y simplemente se ven destellos y estelas de los mismos. Después de esos primeros ataques, la cinta se pierde en idas y venidas de su protagonista, sin contenido alguno y sin elementos, salvo los técnicos, a destacar. Pobre narrativa, diálogos vacíos y superfluos, aunque sin llegar a ser tontos o exagerados, como tantas otras veces ocurre en el género.

También peca de repetitiva y transpira sensaciones de eterno camino, lo que puede resultar aburrido y puede hacer que el espectador piense en que este protagonista tiene el don de la casualidad y el oportunismo allá por donde va; si la han visto, sabrán porqué lo decimos. Aún así, no se nos hizo nada plomiza y pasó rápido por nuestras retinas.

No deja de ser un entretenimiento palomitero y acumulador de monedas en taquilla (así lo asegura el éxito de la novela y la elección de Brad Pitt como protagonista, cuya interpretación tampoco pasará a los anales de la historia), pero como ya hemos avanzado al comienzo, nos ha supuesto una grata sorpresa: esperábamos algo realmente horrendo y al final ha conseguido entretenernos, pese a su falta de contenido. Eso sí, le sobra la "moralina final" y ciertos elementos políticos subliminales que adivinamos y no compartimos. Ahí lo dejamos....

Nota general: 5,0 sobre 10.

Trailer

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...