martes, 28 de mayo de 2013

Iron Man 3

Año: 2013.

Dirección: Shane Black.

Intérpretes: Robert Downey Jr., Ben Kingsley, Gwyneth Paltrow, Don Cheadle, Guy Pearce, Rebecca Hall, Jon Favreau.

Sinopsis
En esta ocasión el héroe de la armadura de hierro (personaje al que vuelve a dar vida Robert Downey Jr.) se enfrenta al Mandarín (personaje interpretado por Ben Kingsley), un supuesto terrorista que está amenazando la seguridad mundial.

Tony Stark ha de perseguirle mientras supera sus propios miedos y desequilibrios personales, tratando de evitar que el Mandarín siga sembrando el terror. En su búsqueda topará con un viejo conocido del pasado, un brillante científico (personaje interpretado por Guy Pearce) que ha conseguido desarrollar una "gran herramienta biológica" difícil de controlar.

Crítica
Tercera entrega de la saga de Iron Man, dentro del universo MARVEL y enmarcada en el mega-proyecto "The Avengers", que ya nos ha traído numerosas entregas de sus distintos componentes: Hulk, Thor, El Capitán América, el propio Iron Man y todo el equipo al completo en The Avengers... y las que parece que quedan todavía por llegar!

La cinta está en la misma línea de las dos entregas anteriores, dando a los espectadores fanáticos del superhéroe un divertimento más, lleno de luz, color y brillo metálico. Más de lo mismo, pero adornado con excesiva carga cómica, aprovechando el filón que ofrece el señor Robert Downey Jr para tal fin y que tan bien resultase en The Avengers. En este ocasión se sobreexplota y se lleva a extremos difíciles de entender y justificar, convirtiéndose casi en un producto de comedia (rozando la parodia, permítannos la exagerada licencia a nosotros también) más que una adaptación de cómic.

El guión es muy poco imaginativo y aunque trata de acercarnos al lado humano y sencillo de Tony Stark, no consigue convencernos, pese al esfuerzo que en ocasiones se realiza por reactivar la trama con algunos giros poco brillantes. La escasez de recursos e imaginación se hace plausible minuto tras minuto, fotograma tras fotograma.

Se somete al espectador a un derroche tecnológico y de exaltación de las propiedades metálicas que tampoco acaba de convencernos, aunque reconocemos que en la pantalla del cine queda visualmente atractivo. Son la clase de fuegos de artificio del género; el mínimo exigido a toda este tipo de super-películas, capaces de sostener el entretenimiento palomitero por sí solos y enmascarar las flaquezas de falta de historia, trama y emoción. Pero sólo eso, divertimento pasajero a falta de mejores cosas en la cartelera.

Si al empacho de efectos se le añade un buen elenco de nombres, como los de Robert Downey Jr, Gwyneth Paltrow, Don Cheadle, Ben Kingsley, Guy Pearce y Rebecca Hall, ya tenemos la fórmula cuyo resultado será un buen puñado de dólares/euros de recaudación, menoscabada, claro está, por la falta de recursos del espectador medio azotado por esta profunda crisis económica que nos ahoga, la cual nos prohíbe acercarnos más a menudo a la gran pantalla. Aún así y a pesar de la mediocridad del producto, conseguirá llenar algunas arcas de monedas con la taquilla generada.

Pasa por nosotros y nuestras retinas sin pena ni gloria y consigue borrar por completo la sonrisa que nos dejó en su día The Avengers, la que desde aquí definimos como grandísimo entretenimiento. Una pena, sin duda.

No les aburrimos más. Descansen. Muy buenas noches.

Nota general: 3,0 sobre 10.

Tráiler

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...