viernes, 14 de noviembre de 2014

La Ignorancia de la Sangre

Año: 2014.

Dirección: Manuel Gómez Pereira.

Intérpretes: Juan Diego Botto, Paz Vega, Alberto San Juan, Cuca Escribano.

Sinopsis
Película basada en los personajes de la novela de Robert Wilson.

El detective de homicidios de la policía nacional en Sevilla, Javier Falcón (personaje interpretado por Juan Diego Botto), se encuentra inmerso de forma simultánea en dos casos. Por un lado, investiga un accidente de tráfico en el que se ha visto involucrado un miembro de la mafia rusa, quien huía desde la Costa del Sol a Sevilla con ocho millones de euros y un disco duro con valiosa información. Por otro lado, colabora con el Centro Nacional de Inteligencia -CNI- al haber infiltrado a un viejo amigo suyo (personaje interpretado por Alberto San Juan) en un movimiento terrorista islámico ubicado en Marruecos.

La vida privada de detective Falcón se verá mezclada con ambos casos, poniendo en juego su relación personal con Concepción (a quien da vida Paz Vega), la vida del hijo de ésta y su integridad como policía.

Opinión
En primer lugar, desde CDI nos gustaría agradecer a nuestros amigos de Días de Cine de Televisión Española la invitación que nos hicieron llegar para asistir el pre-estreno del nuevo trabajo de Manuel Gómez Pereira. No queremos dejar pasar la oportunidad de hacerlo y mostrar nuestra gratitud ante este tipo de invitaciones que siempre nos hacen llegar, tanto nuestros amigos de Días de Cine, como otros muchos medios, distribuidoras, plataformas, etc. CDI, y en su nombre Lucas Liz, siempre os lo agradece. Dicho esto, vamos al turrón.

En esta ocasión, Manuel Gómez Pereira se aleja del campo de la comedia, ése en el que él se mueve tan a gusto, para hacer una nueva incursión en el mundo del thriller. Alguien podría decir que se trata de una película que se encuentra a medio camino entre el thriller y el cine negro, pero siendo precisos, hay que aseverar que es más thriller que cine negro (casi ni gris, de hecho). Es éste un género no muy trabajado en el cine español y de cuyas apariciones en nuestra cartelera nos alegramos. Mencionado esto, y como primera reflexión, hemos de decir que la película trata de abarcar demasiado, con dos problemáticas, que si bien versan sobre lo mismo, son muy distintas entre sí, y en cuyo planteamiento y resolución se peca de maximalista.

Los dos problemas de fondo son la mafia rusa y el fundamentalismo islámico, representados aquí por sendas tramas inicialmente separadas y que, como se supone, acaban convergiendo. No obstante, este entrelazamiento se realiza de una forma cuasi-inverosímil y sin realmente tener que ver una historia con la otra. El único nexo que parece unirlas es un suceso del pasado que no acabas de “pillar” del todo.

Es verdad que la cinta tiene un comienzo prometedor. En él se nos acerca a la violencia y a los métodos de la mafia rusa asentada en la costa Sureste de España, pero al final ésta resulta ser una trama casi accesoria y completamente prescindible; incluso parte de la investigación realizada por la agente de policía, compañera del detective Falcón, en la que aparecen dos facciones rusas enfrentadas entre sí, queda sin resolver y ni siquiera se llega a conocer el fundamento en sí mismo de tal disputa entre las dos partes.

Este planteamiento, no acaba de convencernos y sólo lo podemos entender como "maniobra de despiste" hacia el espectador o "metida con calzador" al tratar de respetar la historia original recogida en la novela. Pese a tal "maniobra", y cuidado que va aquí un velado spoiler, el título del film da muchas pistas sobre lo que va a acontecer de mitad de película en adelante y de cómo se han de resolver los hechos; por tanto, todo es ciertamente esperado y previsible (al menos a unos pobres ignorantes como nosotros eso nos pareció).

Tampoco nos agrada el tramo final: es un desenlace demasiado prolongado y resuelto con poca o nula brillantez. Si saca risas entre el público, tratándose del tipo de cine del que se trata y versando sobre lo que versa,  no debe de ser muy buena señal. A los pecados ya expuestos, le unimos también unos escasos y poco conseguidos efectos (aquí es donde se echa en falta la mano -y también el dinero- de las producciones americanas, que si no tienen contenido al menos lo enmascaran con un buen continente).

Juan Diego Botto en el papel de un detective protagonista de una cinta propia del cine negro/thriller hace muchas aguas y naufraga por completo. Por mucho que se le quiera adornar con un toque sensiblero y alejarlo así del típico "poli" duro, no logra proyectar ninguna imagen de credulidad.  Por su lado, Paz Vega en esta vis dramática aprueba pero sin muchos más alardes.

Y una pega más (¡quizá nos estemos pasando!); la abundancia de personajes y nombres. Cuando esto ocurre hay que ser muy cuidadoso para que el espectador no se pierda y aquí, al menos nosotros, alguna "lagunilla" hemos tenido (bien es verdad que nada relevante, todo sea expuesto).

Por tanto, si bien es verdad que nos agrada que las producciones españolas se acerquen a este/os género/s,  generando productos de calado, en esta ocasión no podemos darle un aprobado. Como decimos se agradece la intención, pero con eso no basta y ha de plantearse y resolverse con algo más de maestría.

Nota general: 3,0 sobre 10.

Vídeo promocional

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...